La indemnización por robo en las motos

La compensación que recibirás si te sustraen la moto -en caso de tener la cobertura a tal efecto- variará en función de distintos factores. Aquí te descubrimos cuál será la indemnización por robo de la moto y cómo se calcula. 

 Existen varias situaciones por las que puedes recibir una indemnización relacionada con tu moto. Las dos más comunes son el accidente -que puede alcanzar el grado de siniestro total o la sustracción. En lo que se refiere al segundo caso puedes recibir una compensación, pero ésta variará en función de distintas circunstancias. Aquí te contamos cómo funciona la indemnización por robo en las motos.

Si tu seguro no tiene esta cobertura, calcula en menos de 30 segundos cuánto te costaría incluirla.

indemnizacion por robo de la moto

Hurto de la moto

Lo primero es enumerar y explicar las distintas circunstancias antes citadas. De este modo, que alguien se lleve algo que es tuyo será siempre apropiación indebida de las cosas, según especifica el Código Penal. Es decir, que se trata de un delito en todo caso. Pero esta acción, según se dé, no implica siempre la misma gravedad. El hurto se encuentra en una categoría inferior, puesto que en él no se dan violencia, amenaza o fuerza para sustraer la propiedad de otra persona. Aunque, por supuesto, se trate del apoderamiento de un bien ajeno.

En el caso de los vehículos a dos ruedas, para que lo entiendas mejor, te proponemos dos ejemplos muy evidentes: si te olvidas el casco sobre el depósito y desaparece o si dejas tu moto con las llaves puestas y alguien se la lleva, será un hurto y, aun siendo delito, tendrá un consideración menor.

Robo de la motocicleta

Otra cuestión muy distinta es si alguien sustrae tu moto con violencia. Dará igual que estés conduciendo o que la máquina se encuentre estacionada, en todo caso será un robo. Por supuesto, si la estás pilotando y además te agreden, será un robo con violencia y, por tanto, de probarse y de dar con el autor, conllevará una pena mayor.

Para que quede muy clara la diferencia entre hurto y robo, te mostramos aquí dos ejemplos.

Tipos de robo en las motos

Además de las dos posibles consideraciones delictivas, hay que tener en cuenta que las aseguradoras trabajan en este ámbito con tres figuras: el total, el parcial o el intento de robo. Como es lógico, el primero implica la sustracción completa del vehículo, mientras que en el segundo desparecen una o varias piezas de la moto. El tercero, por su parte, se da cuando, en un intento frustrado de robo, la máquina sufre daños. Las compañías ofrecen coberturas que distinguen entre las tres. (Descubre aquí si es mejor elegir la cobertura por robo total o parcial)

¿Qué pasa con los accesorios añadidos?

Los accesorios añadidos a la moto están muy de moda. Pues ojo con ellos, ya que, a no ser que quede especificado en el contrato, los seguros de moto no cubren la sustracción de los accesorios que no vengan de serie.

Las coberturas de robo en la moto

El robo no se encuentra entre las coberturas obligatorias de las pólizas de seguros para motos. Así que puede estar incluida o no, con lo que tendrás que comprobarlo. No obstante, se trata de una de las coberturas más contratadas, ya que aproximadamente la mitad de los moteros la tiene en su póliza.

¿Cómo se calcula la indemnización por robo? El valor venal

Teniendo claros estos conceptos, ¿qué pasa si te roban la moto y tienes la cobertura correspondiente contratada? Pues que, una vez cumplidos los plazos, la compañía te indemnizará. ¿Qué valor tomará para ello? En este punto tienes que distinguir entre el valor venal y el de compra. Básicamente, el valor venal de la moto es el que tiene si la vendieses justo antes del siniestro. Para calcularlo en cada caso se toma en consideración marca, modelo y antigüedad del vehículo, junto con los accesorios no de serie declarados. (¿Quieres descubrir más sobre el valor venal de tu moto? Pincha aquí).

Las tablas del Ministerio de Hacienda

Esos valores se traducen en unas tablas dinerarias que publica cada cada año el Ministerio de Hacienda y Función Pública. En ellas se contempla el valor que Hacienda otorga a las motos para calcular cuántos impuestos pagarás por comprar una moto de segunda mano. Descubre aquí los baremos que incluyen los precios medios de venta para 2018 en la gestión del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, impuesto sobre sucesiones y donaciones e impuesto especial sobre determinados medios de transporte.

¿Cuándo recibirás la indemnización?

Las compañías establecen determinados plazos y requisitos para poder acceder a la indemnización. Presentar una denuncia ante la policía por la sustracción es siempre el primer paso -sin ella no puede haber compensación-, así como que transcurran entre 30 y 40 días desde el robo, según la compañía. Este lapso de tiempo se mantiene por si apareciese la moto.

¿Qué ocurre si aparece la motocicleta?

Si la moto vuelve a tu poder porque la policía, tú mismo o quien sea dé con ella, hay dos posibles escenarios. Si aparece en el plazo marcado por la aseguradora, te verás obligado a admitir su devolución, aunque, eso sí, la compañía se hará cargo de los posibles desperfectos que hubiese podido sufrir el vehículo. Si la moto aparece con posterioridad, tendrás la opción de recuperar la moto tras ser reparada y devolver la indemnización o bien quedarte con el dinero que te pagó el seguro.

Indemnización por robo parcial

La segunda posibilidad entre los robos es que se trate de una sustracción parcial. En ese caso, generalmente, la indemnización será proporcional al coste de reposición de las piezas robadas. Para calcular el dinero que recibirás como compensación la compañía tendrá en cuenta la antigüedad de los elementos sustraídos.

Indemnización por intento de robo

Finalmente, si la moto ha sufrido desperfectos por intento de robo, la indemnización ascenderá al coste de la reparación. No obstante, si el montante de la misma rebasa el valor del vehículo, la compañía podría declararlo como siniestro total y pagar únicamente el valor venal de la moto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *