Valor Venal de la Moto

Valor Venal de la Moto

¿Cuánto vale tu moto?

El valor de tu moto para ti es incalculable, pero no para tu seguro. En caso de siniestro, la aseguradora tendrá en cuenta el valor venal. ¿Sabes lo que es?

El valor venal de la moto

El valor venal de la moto se puede definir como el valor monetario de la máquina en caso de que quisieras venderla ahora misma. Para calcularlo se tienen en cuenta factores como sus características técnicas o su antigüedad, así como los accesorios no de serie que se puedan haber añadido a la moto.

Este valor venal o valor de venta no es el mismo que el valor de compra. Para que lo entiendas mejor, una cosa es el precio que conseguirás por tu moto en un momento dado y otro el que tendrás que pagar si quieres comprarla, que también incluye los impuestos de transferencia y la ganancias del vendedor.

En caso de siniestro total, la aseguradora puede indemnizarte con diferentes cuantías, aunque lo más habitual es que lo haga sobre el valor venal del vehículo. Por eso mismo es importante saber de antemano cuánto vale tu moto para el seguro.

Cómo averiguar el valor venal

El valor venal de la moto equivale al dinero que obtendrías por ella si la vendieses justo antes del siniestro y para su cálculo se tienen en cuenta principalmente la marca y modelo y la antigüedad junto con los accesorios no de serie declarado. Lo que no se tiene en cuenta es el estado de la moto, si está o no bien cuidada, o su kilometraje.

Para calcular el valor venal de la moto se utilizan las tablas del Ministerio de Hacienda por las que se aprueban los precios medios de venta aplicables en la gestión del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte –aquí podéis verlas-. Dicho de otra forma, el valor que Hacienda otorga a las motos para calcular cuántos impuestos pagarás por comprar una moto de segunda mano o el impuesto de circulación. 

Calcula el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales con nuestro Simulador

Para dar con el valor venal de la moto se tendrá en la marca y modelo  y a partir de ahí se aplicará un porcentaje al valor oficial publicado por Hacienda dependiendo los años que hayan transcurrido desde su primera matriculación. La evolución es la siguiente:

  • Hasta 1 año: 100%
  • Más de 1 año, hasta 2: 84%
  • Más de 2 años, hasta 3: 67%
  • Más de 3 años, hasta 4: 56%
  • Más de 4 años, hasta 5: 47%
  • Más de 5 años, hasta 6: 39%
  • Más de 6 años, hasta 7: 34%
  • Más de 7 años, hasta 8: 28%
  • Más de 8 años, hasta 9: 24%
  • Más de 9 años, hasta 10: 19%
  • Más de 10 años, hasta 11: 17%
  • Más de 11 años, hasta 12: 13%
  • Más de 12 años: 10%

Como es lógico, cuanto más tiempo pasa, menos vale la moto hasta el punto en el que un pequeño arreglo mecánico puede ‘comerse’ ese valor venal y hacer que el seguro opte por abonar esta cantidad y no reparar la máquina.

Cuánto vale tu moto para el seguro

El valor de nuevo y el valor de mercado

Frente al valor venal, la compañía puede optar también por dar otro tipo de valor a la moto cuando así lo prevé la póliza.  El primero de ellos es el valor de nuevo que, como su propio nombre indica, es el precio de venta al público de la moto. Cuando la indemnización es por el valor de nuevo, significa que la compañía pagará un coche nuevo con las mismas características incluidas y también con sus correspondientes impuestos e incluso los accesorios no de serie que hayas declarado en la póliza.

Frente al valor de nuevo existe el valor de mercado o valor reposición, que es el valor de la moto en caso de comprarla justo antes del accidente, sin importar los kilómetros o su estado. La diferencia con el valor venal en este caso es que sí se incluye el sobrecoste de los impuestos y el beneficio del vendedor.

Por último, también existe el valor venal mejorado o valor de afección, que es el valor venal de la moto más un porcentaje.

Cuándo se aplica cada uno

Tu póliza será la que determine en qué casos se aplica el valor venal, cuándo el valor a nuevo y cuándo el valor de mercado. Lo más habitual es que en un seguro de moto a todo riesgo que incluya la cobertura de robo e incendio pague el valor de nuevo de la moto durante el primer año tras la primera matriculación y después pase al valor venal mejorado para finalmente indemnizar según el valor venal.

Por qué es importante conocer esta cifra

Conocer el precio que el seguro da a tu moto te permitirá elegir mejor las coberturas que necesitas y cuándo contratar un seguro a todo riesgo -la cobertura de daños del piloto siempre la recomendamos-. Para que lo entiendas mejor, si has comprado una moto por 8.000 euros, tu seguro no cubre el valor a nuevo durante el primer año y te la roban a los tres meses, tu compañía sólo te indemnizará con el valor venal, que puede ascender a 6.000 euros -sí, el valor de la moto también cae cuando abandona el concesionario-.

¿Y en caso de siniestro? En estos supuestos también deberás tener en cuenta el valor venal de tu moto. Por norma, el seguro optará siempre por reparar la moto, salvo cuando la factura de la reparación supere el valor venal. Si tu moto vale 3.000 euros y la reparación cuesta 4.000 euros, tu aseguradora te pagará sólo esos 3.000 euros en lugar de reparar el vehículo. ¿Por qué? No porque sea más barato, sino porque en el caso contrario se considera que te estarías enriqueciendo ilícitamente al percibir 4.000 euros por un objeto que solo vale 3.000 euros.

Por eso mismo es importante que leas detenidamente el condicionado de tu póliza para saber cuánto te pagará el seguro en cada caso.

Calcula este impuesto con nuestro Simulador