Cascos de moto: caducidad y cuando cambiarlo

Los fabricantes fijan una vida útil a los cascos de entre cinco y ocho años, dependiendo del material del que estén hechos, el uso que se les da o las condiciones de exposición exterior. Descubre cuándo puedes esperar ese tiempo y cuando cambiar el caso de la moto antes.

 Como no nos cansamos de repetir, el casco es el gran aliado del motero. En caso de accidente, la respuesta de esta pieza fundamental, su resistencia y versatilidad, pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte, la diferencia entre salir indemne y sufrir heridas. Así de sencillo, así de contundente. Por ello, conviene prestar atención a su estado, a su conservación y, aunque se le tenga cariño, se piense que nos da buena suerte o toque rascarse el bolsillo, hay que se consciente de que los cascos tienen fecha de caducidad. Habrá un momento en el que haya que cambiarlos.

cuando cambiar tu casco

Como es lógico, no hay un tiempo de vida fijado para todos los cascos, dependerá del material del que está hecho en cada caso, del uso que se le da, del grado de exposición exterior o del trato y el cuidado que le ha proporcionado el usuario.

Calcula tu seguro de moto en menos de 60 segundos y ahorra Calcula ahora

El material de fabricación, clave

Los cascos suelen estar hechos bien de policarbonato, bien de fibra de vidrio o de carbono. En términos genéricos, los fabricantes suelen otorgar una vida media útil de cinco años en el primer caso, mientras que la elevan hasta los ocho ejercicios como promedio en el segundo. Siempre, obviamente, teniendo en cuenta las consideraciones antes expuestas. Así, por ejemplo, un casco de uso ocasional seguirá siendo útil y seguro mucho más tiempo.

Este es un elemento que también habría que valorar a la hora de elegir el casco que más te conviene.

Cascos de moto con rozaduras y roturas

Imagen de Ironhelmets.com

Cómo saber si hay que jubilar un casco

Además del sentido común y de los tiempos orientativos mencionados, hay varios factores que deben llevarte a pensar en cambiar de casco. Fácilmente detectables con una mínima inspección, son los siguientes:

  • El polímero interior no debe tener holguras, es decir, no debes notar que el interior del casco se mueve cuando lo tienes puesto.
  • La aparición de grietas, raspones importantes -no superficiales- o abolladuras en la calota externa es un síntoma evidente de necesidad de cambio.
Casco de moto roto

Imagen recogida de Southbayriders en: https://www.southbayriders.com/forums/threads/97464/

  • Si los cierres no funcionan correctamente.
  • Si la espuma del acolchado interior se deshace al frotarla o las almohadillas y las partes hechas de plástico o resina no se ajustan a la forma de nuestro cráneo.
  • Si ya no se fabrican recambios de pantallas u otros añadidos.

Por supuesto, ante cualquier golpe o caída  habría que revisar el estado del casco para ver si hay algún desperfecto. En estos casos, ante la duda siempre es mejor prevenir y cambiar el casco. ¿Un coste excesivo? Todo depende del punto de vista pero precisamente para eso existe un seguro de casco y equipación, válido para cualquier tipo de moto o ciclomotor.

Esta póliza cubre los daños en caso de accidente, pero no si, por ejemplo, se te cae el casco al suelo. Sólo cuando los  desperfectos son derivados de un accidente sí estarían cubiertos. Descubre aquí el resto de condiciones de esta póliza.

  • Seguro de equipación básico

    • Indemnización por fallecimiento: 30.000€
    • Indemnización por Invalidez permanente: 30.000€
    • Daños en casco y equipación motera: hasta 300€

    53,18 €

  • Seguro de equipación Premium

    • Indemnización por fallecimiento: 50.000€
    • Indemnización por Invalidez permanente: 50.000€
    • Daños en casco y equipación motera: hasta 500€

    88,64 €

Llámanos para contratar el seguro o resolverte cualquier duda. Contacta con nosotros en el 91 198 23 30 / 93 181 68 99 / 95 123 98 93 o envíanos un email a clientes@motopoliza.com


Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *