No te pierdas al comprar tu moto del extranjero

Impuestos, matriculación y mucho más

No todos los fabricantes comercializan todos sus modelos en todos los países, de igual forma que si buscas una moto concreta es posible que no la encuentres en España, sino en el extranjero. Si ese es el caso y quieres hacerte con ese modelo a toda costa, tendrás que importar tu moto y seguir una serie de trámites especiales para poder circular con ella en España.

Trámites para importar una moto

Lo primero que debes saber es que tu moto deberá pasar la ITV y que será necesario matricularla, algo que será más sencillo si ya está homologada en Europa o si viene contigo por un cambio de residencia. En cualquier caso

La revisión de la ITV

Como cualquier otro vehículo, la moto necesitará superar la ITV para poder circular por España. Y es en este punto donde cobra especial importancia el certificado de homologación de la moto, que hará que pasar el test sea más o menos sencillo. A fin de cuentas, cuando más parecidas sean las normativas del país de procedencia y del de destino, más fácil será que la ITV de el visto bueno y menos trámites habrá que invertir en el papeleo. Sólo una vez superada la ITV podremos pasar a matricular el vehículo.

Para saber si la moto está homologada y dónde habrá que buscar la contraseña de homologación, que certifica que el vehículo ha superado una serie de pruebas para poder comercializarse en el país que emite la contraseña. En este punto, podemos encontrarnos con una contraseña de homologación nacional o una contraseña de homologación europea. Los trámites a seguir en ambos casos serán diferentes

Contraseña de homologación europea

Si la moto está homologada a nivel europeo estamos de suerte, porque superar la ITV será mucho más fácil. Bastará con acudir al centro con la ficha técnica y el contrato de compraventa, abonar las tasas y esperar a que certifiquen que los datos de la ficha se corresponden con los del vehículo. Además, como es habitual, comprobarán que frenos, luces, neumáticos y demás elementos de seguridad están en regla.

Con contraseña de homologación nacional

Este es el caso de las motos antiguas, que no superan los 25 de vida pero que se fabricaron antes de la creación de Unión Europea. Lo primero será comprobar si existe homologación equivalente en España. Es decir, si se fabricó el mismo modelo  y cuenta con una contraseña de homologación española. En caso de ser así, el proceso será más rápido y barato.

Para homologar el vehículo habrá que acudir a un servicio técnico de homologación para que puedan comprobar que su configuración, piezas, etc se ajusta a la normativa y emitan así una ficha técnica reducida. La propia marca puede ayudarte durante este proceso e incluso llevarlo a cabo de principio a fin. Si la moto no cuenta con su equivalente de homologación español, habrá que hacer un examen individualizado, que suele ser mucho más costoso.

En ambos casos, tras homologar la moto habrá que acudir también a la ITV con la documentación del vehículo -incluida la nueva ficha técnica- y el contrato de compraventa. Después de superar el trámite de la ITV podrás ir ya a matricular tu moto importada.

Sin contraseña de homologación

Este es el peor de los supuestos porque si la moto no tiene contraseña de homologación deberemos conseguir una individual, algo más caro y complicado.

La contraseña individual la podrás obtener en los servicios técnicos de homologación de INTRA o IDIADA por un coste aproximado de 1.000 euros. Junto con ella recibirás la ficha técnica reducida con la que acudir a la ITV.

Matricular tu moto importada

Después de pasar la ITV ya podrás matricular tu moto extranjera. El proceso es muy sencillo y básicamente empieza por abonar el llamado Impuesto de Matriculación o Impuesto especial sobre determinados medios de transporte que puedes obtener en la sede electrónica de la Agencia Tributaria con el Modelo 576. Este trámite puede y debe hacerse a través de internet, para lo que necesitarás un certificado digital, DNI electrónico o estar dado de alta en el nuevo sistema Clave.

Con el resguardo del pago y el correspondiente código NRC habrá que acudir al Ayuntamiento para pagar el Impuesto de Circulación -una cosa es matricular la moto y otra que podamos sacar ésta a la calle-. La cuantía varía en cada consistorio y aquí te ayudamos a saber cuánto pagarás en tu caso.

A continuación podremos ya ir a la Jefatura Provincial de Tráfico o, todavía mejor, ingresar en la página de la DGT y solicitar el impreso para el pago de las tasas de matriculación. El pago podremos efectuarlo a través de su propia página con tarjeta de crédito o en cualquier entidad bancaria por un coste cercano a los 90 euros y 25 en el caso de ciclomotores.

Por último, sólo tendrás que encargar la placa de la matrícula y ponerla en tu moto.

Motos con más de 25 años

Cómo importar y matricular una moto clásica

Si la moto que importas tiene más de 25 años o perteneció a un personaje famoso, también estás de suerte porque podrás matricularla como un vehículo histórico. Esto hará que matricular la moto sea más barato y fácil. Para certificar que la máquina es efectivamente histórica, habrá que acudir a un club de vehículos históricos para que emita un documento que así lo demuestro y a un laboratorio de vehículos históricos para que realicen el correspondiente informe.

Con ambos informes y la ficha técnica reducida de la moto habrá que ir a los Servicios Territoriales de Industria para que cataloguen la moto como histórica y después a pasar la ITV para finalmente matricularla. ¿El seguro? No te preocupes que de eso nos encargamos nosotros, y todo desde 50 euros. ¡Compruébalo!

 

Entradas relacionadas

Últimos Artículos

  • cinco claves para contratar tu primer seguro de moto

    Cinco claves para contratar tu primer seguro de moto

    Descubre las particularidades de las pólizas para conductores jóvenes o principiantes en su primer seguro de moto. Si de algo se ‘alimentan’ las aseguradoras, es de estadísticas. Las tienen muy en cuenta, especialmente al ofrecer al cliente un determinado presupuesto `para su seguro de moto, ya que sin ellas sería difícil que hiciesen negocio. Un […]

  • Cómo actuar en caso de desacuerdo con el perito

    Cómo actuar cuando no estás de acuerdo con el perito

    El perito es la persona encargada de valorar los daños que sufra el vehículo en un accidente. En caso de disconformidad con la compañía, la ley permite a los asegurados contar con el profesional externo de su preferencia para que realice una valoración de un siniestro. ¿Qué proceso debes seguir cuando quieres que te hagan una […]