Sistemas antirrobo para tu moto

todas las opciones para que no te roben la moto

Cables, pitones, horquillas, cadenas, candados de disco, sistemas de anclaje al suelo o alarmas son los mecanismos más eficaces para prevenir el robo de motocicletas.

Suele decirse que, si te quieren robar la moto, te la acaban robando. Sólo dependerá del grado de profesionalidad del amigo de lo ajeno de que se trate y del empeño que ponga en la tarea. Dicho lo cual, obviamente, esa máxima no tiene por qué cumplirse siempre. Al menos, hay que ponérselo lo más difícil posible al caco de turno. Para ello, resulta aconsejable conocer los distintos sistemas antirrobo que existen en el mercado para la moto.

Encuentra seguros de moto con cobertura por robo al mejor precio Calcular ahora


Cuestiones previas sobre el robo de las motos

¿Por qué merece la pena usar antirrobos si al final los cacos se llevan las motos?

  1. Cuanto más tarden en llevarse la moto, más posibilidades de pillarles. Cuantos más medidas pongas, más tardarán
  2. Si no es un ladrón “profesional” y solo es un caco manazas, posiblemente desista de llervásela porque es muy complicado abrir varias candados
  3. Y siempre cabe la posibilidad de que el caco busque una “victima” que lo ponga más fácil

Tienes que saber también que en España se roban muchas motos directamente subiéndolas a una furgoneta “a pulso”. Por eso es importante “atar la moto a un elemento inmovil”

Volver a Índice

Anclar la moto, clave

De entrada, hay que destacar que la eficiencia de cualquier sistema de seguridad depende en gran medida del uso que se le dé, en especial de que la moto quede amarrada mediante el mismo a un soporte: farolas, barrotes o anclajes específicamente situados en la ciudad para candar los vehículos a dos ruedas. Muchos de los elementos urbanos sólidos que puedan ser rodeados con uno de esos mecanismos suelen ser útiles.

Asimismo, si estas medidas de seguridad van acompañadas de otras, como vigilantes, cámaras o plazas cubiertas de garaje, pues mejor. Que la moto ‘duerma’ bajo el techo de aquéllos es muy aconsejable. Siempre que sea posible, por supuesto.

Sin embargo, dado que los mayores peligros se presentan fuera del garaje o del parking, nos centraremos sobre todo en los sistemas que previenen el robo de la moto en entornos abiertos.

Volver a Índice

Los principales antirrobos para motos

Así, mecanismos antirrobo para motos los hay para todos los gustos, tamaños, formas, precios, calidad y hasta los que son más cómodos en función del tiempo de parada o de estacionamiento de cada caso. Aquí te mostramos los principales, aunque como siempre recomendamos con cualquier producto, lo ideal que te hagas con el que mejor se adapte a tu moto, tu demanda y tu bolsillo.

Sistemas de anclaje al suelo o a la pared

Poco común fuera de garaje, consiste en que una de las ruedas -generalmente la delantera- quede encajada en un mecanismo que está previamente fijado a una pared o al piso. Estos modelos cuentan con tornillos de seguridad que son muy difíciles de desmontar, pero, lógicamente, no pueden usarse en cualquier lugar.

Este sería el sistema elegido para guardar la moto en el garaje de casa, por ejemplo.

imagen de ubricarmotos

Mecanismos que bloquean la rueda

Estos son muy habituales. Lo que hacen es impedir que la rueda gire sujetándola a algún soporte sólido como pueden ser bolardos, señales de tráfico, etc. De nuevo, se trata de aprovechar los elementos del mobiliario urbano. Esto son algunos sistemas para evitar el robo de la moto que usan esta fórmula:

  • Las cadenas, que serán más o menos eficientes según su grosor y la calidad del material que las forma.
  • Las pitones, que son similares a las anteriores pero siendo sus eslabones más compactos, quedando más unidos entre ellos. Tanto en el caso anterior como en éste, puedan estar recubiertos por un plástico o una tela protectora para fortalecerlos (los pitones están casi siempre forrados).
  • Las horquillas, también conocidas como ‘ues’ por su forma. Para bloquear la rueda debe abrirse la cerradura, separar la pieza en forma de u y cerrarla de nuevo rodeando el elemento de la moto que se desea amarrar.
  • Los cables. Quizá los más endebles, son sencillos de aplicar.

Antirrobos de disco

Cómodos, manejables, ocupan poco espacio y los hay tremendamente eficaces. El sistema de antirrobo se acopla al disco del freno e impide el movimiento de la moto, aunque ésta no queda atada a elemento alguno.

Imagen de Amazon

Volver a Índice

Combinar dos sistemas antirrobo

Los mecanismos antirrobo tienden a no ser excluyentes. En otras palabras, es posible usar más de un sistema antirrobo a la vez para proteger la moto.

Como es lógico, la utilización de dos o más mecanismos de seguridad hace más complicado que la moto sea sustraída. Por ejemplo, la combinación entre un pitón y un antirrobo de disco hará que los cacos se lo piensen antes de robar la moto.

Al final se trata de poner el mayor número de impedimentos al robo de la moto, ya que ante una moto sin seguridad y otra que sí la tiene, los ladrones optarán casi siempre por la más sencilla.

Volver a Índice

Alarmas antirrobo

De la misma manera, también existen antirrobos de discos que llevan alamas incorporadas. Por sí mismas éstas forman el otro gran grupo de sistemas de prevención de robos y funcionan como elemento disuasorio. Como ya se ha indicado, todo mecanismo que suponga ponérselo complicado a los ladrones es bienvenido.

En este caso a la dificultad de llevarse la moto se añade el elemento sonoro. En otras palabras, todo el mundo oirá que pasa algo con tu moto.

Imagen de iCasque.es

Volver a Índice

¿Duerme la moto en la calle o en un garaje? ¿Comunitario o privado?

Estadisticamente, se roban más motos en garajes individuales que en comunitarios: los garajes comunitarios tienen más trasiego de usuarios, y suelen tener medidas como cámaras o vigilantes en muchos casos.

¡Recuerda. si te roban la moto en un garaje comunitario, preguntar si el propio garaje tiene contratado un seguro antirobo! A veces es así y puedes reclamar a la aseguradora el robo de tu moto.

Muchas veces el caco prefiere la “intimidad” de robar en un garaje a hacerlo en la vía pública, sobre todo si tiene que manipular los candados y antirobos.

Volver a Índice

La cobertura de robo en el seguro de moto

Esta es una posibilidad que nunca hay que olvidar. Para prevenirte ante la pérdida puedes contratar la cobertura por robo en el seguro de moto. Esta te indemnizará en caso de que te roben la moto, pero también puede cubrir los desperfectos que sufra la máquina en caso de intento de robo. Esto es precisamente la diferencia entre robo total y parcial en el seguro de moto.

Al contratar el seguro de robo para la moto la clave está en saber qué incluye y qué excluye la póliza. Lo más habitual es que los elementos no fijos queden excluidos si no son los de serie y no están expresamente declarados en la póliza. Sin embargo, la clave al elegir la cobertura por robo es la indemnización que vayas a percibir.

Las compañías de seguros pagarán de forma diferente si la moto tiene un año que si tiene tres. Además, no siempre hablan en lenguaje claro. Lo más habitual es que a partir del segundo o tercer año de matriculación la indemnización corresponda a valor venal de la moto. ¿No sabes qué significa esto o cómo se calcula? En este artículo te lo explicamos: El valor venal de la moto: cómo averiguar el de la tuya.

Volver a Índice

Diferencias entre el robo de una moto y el hurto?

La diferencia entre el robo y el hurto es que en el primer caso hay violencia sobre las personas o fuerza sobre las cosas. Es decir, que el ladrón, para llevarse la moto, tiene que o bien ejercer la violencia (te baja por ejemplo de la moto amenazándote con hacerte daño) o fuerza sobre las cosas (abrir un candado con herramientas,o romper un bloqueo).

Es decir, si te dejas la moto con las llaves puestas y se la llevan, no es un robo sino un hurto. Por eso es importante poner medidas antirrobo, no sólo por evitan el robo, sino que además en caso de que se la acaben llevando, y las autoridades arresten al ladrón, la pena a cumplir será otra.

Volver a Índice

¿Y las piezas de la moto?

El robo de piezas está a la orden del dia, de hecho  se llegan incluso a hacer robos “por pedido”: el ladrón tiene un cliente que le solicita una pieza en concreto, y este la busca, roba y se la vende.

Recuerda que en el caso de los seguros la cobertura de robo puede ser “robo total” (o desaparece la moto entera o no está cubierto) y “robo parcial” (me han robado un trozo del carenado y el seguro lo cubre). Los seguros con cláusulas de robo parcial son más caros evidentemente.

Y tienes que tener en cuenta que el seguro suele cubrir el vehículo de serie con los accesorios instalados de fábrica: no se suele reconocer la  restitución de esos puños calefactados que le instalaste, o el baúl top case.

Pero para eso estamos ahí: contacta con Motopoliza.com y expón tu duda, te ayudamos.

Volver a Índice

Me han robado la moto. ¿Qué hago?

En caso de que te roben la moto lo primero será acudir a la Policía para poner la denuncia y contactar con el seguro de moto. En este punto da igual si tienes o no contratada la cobertura por robo. Lo importante es que la aseguradora sepa que te han robado la moto y que cualquier infracción o siniestro en la que se vea involucrada no será responsabilidad tuya.

A partir de ahí sólo habrá que esperar si finalmente aparece la moto. En caso de que no sea así, la aseguradora te indemnizará pasados 40 días (hay algunas que amplían los plazos). Si después aparece la moto, podrás elegir entre quedarte con la indemnización que ya te han pagado o devolverla y recuperar el vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *