Convenio CIDE y ASCIDE

Si te das un “golpe” en moto o coche, tendrás que echar mano de tu aseguradora. Ahí es donde entran en liza los convenios entre aseguradoras, como son CIDE y ASCIDE.

En caso de accidente, lo más habitual es que pase una de las siguientes cosas:

  1. Te das el golpe “tu solo”: es decir, te sales de la carretera, o golpeas una columna aparcando, por poner un ejemplo. En este caso sólo si tienes la cobertura de daños propios estarás cubierto por el seguro de moto.
  2. Tienes un golpe con otro y otros vehículos. En este caso es donde entran en juego los convenios entre aseguradoras, que tienen que ponerse de acuerdo para repartir culpa y ver quién paga a quien.

Recuerda que los seguros tienen una cobertura de “Reclamación de daños”:

Como hemos visto en otro artículo, la cobertura de reclamación de daños consiste en la documentación que presentará tu aseguradora a la aseguradora del vehículo contrario para que restituyan el estado del vehículo, o cualquier pago o servicio que hubiera que realizar en caso de haber sufrido daños tanto personas como bienes o cosas.

Antiguamente esto hacía que los trámites para reclamar se alargaran mucho, llegando a varios meses e incluso a juicio. Y estos retrasos impactan en nuestro día a día: el vehículo quedaba,pendiente de arreglar, almacenada en un taller hasta que se supiera quién debe hacer el pago de tu vehículo.

Los convenios son la forma en la que las aseguradoras tienen de resolver los siniestros de forma más rápida y efectiva. El convenio CIDE y ASCIDE son los primeros que se crearon y a día de hoy están entre los más utilizados.

De ese modo, las aseguradoras empezaron a comunicarse entre ellas, y establecieron sus propios convenios. A “grosso modo” estos convenios implican en que cada uno paga los gastos de su cliente y una vez al año consolidan sus cuentas las aseguradoras.

Por ejemplo:

  • Vehiculo A con aseguradora A
  • Vehiculo B con aseguradora B
  • Vehículo A impacta, con culpa, al vehículo B
  • La aseguradora A para la reparación del vehóculo A
  • La aseguradora B no paga la reparación del vehículo B porque era “a terceros” y culpable del siniestro
  • A final de año, la aseguradora A le reclama a la aseguradora B la suma de los siniestros que les debe

El convenio CIDE
Cómo funciona CIDE
El parte amistoso de accidentes y la tabla de culpabilidad del convenio CIDE
Cuándo se aplica CIDE
El convenio ASCIDE

El convenio CIDE

El convenio CIDE está detrás del famoso parte amistoso de accidentes y sigue siendo vital para que puedas reparar tu coche de forma casi inmediata después de un siniestro. Pero para entender de verdad cómo funciona CIDE y cómo te afecta, primero es interesante saber de dónde viene y el porqué de su existencia.

El Convenio de Indemnización Directa, CIDE, surgió en 1988 como respuesta a los problemas de las aseguradoras para resolver los siniestros de forma ágil. Hasta entonces el proceso para gestionar un accidente erra más o menos el siguiente:

  • Tras avisar a tu seguro (Aseguradora 1) , éste se ponía en contacto con la aseguradora contraria (Aseguradora 2) reclamando los daños de tu coche.
  • En caso de que a la Aseguradora 2 tuviese constancia del siniestro, pasaba a solicitar la peritación del mismo.
  • La aseguradora 1 tenía que aceptar la intervención del perito e indicarle en qué taller se encontraba el coche.
  • El perito examinaba el vehículo, tras lo cual ya se podía arreglar.
  • La Aseguradora 1 enviaba la factura con la copia del peritaje a la Aseguradora 2 y ésta procedía a su pago a la Aseguradora 1, que a su vez pagaba al taller o te pagaba a ti si habías tenido que adelantar el dinero, algo habitual.

Si te ha parecido un método poco efectivo, ahora imagínate que todos los documentos se enviaban por carta porque no había correo electrónico. El resultado es que cualquier accidente se traducía en varias semanas sin el coche en el mejor de los casos. El convenio CIDE fue el primero en ponerle solución.

Cómo funciona CIDE

El funcionamiento de CIDE es relativamente sencillo. En lugar de tener que reclamar a la otra aseguradora  (Aseguradora 2) el peritaje y pago del siniestro, es tu aseguradora (Aseguradora 1) la que se encarga de todos los trámites e incluso adelante el dinero de la reparación. Precisamente por eso se llaman convenios directos.

Una vez solventado todo, tu aseguradora le pasará la factura al seguro de la parte contraria, aunque lo hará siguiendo unos módulos aprobados por el convenio que especifican cuánto cuesta cada reparación.
Esta forma de trabajar hace que las aseguradoras ahorren mucho dinero en trámites y que el cliente, es decir, tú, estés más satisfecho porque te arreglan antes la moto. Además, gracias al sistema CICOS los trámites son todavía más rápidos y automáticos.


Para que todo funcione correctamente hace falta un documento que establezca claramente culpabilidades y aporte todos los datos que las aseguradoras necesitan. Se trata del parte amistoso de accidentes.

Declaración Amistosa de Accidentes
El parte amistoso incluye los datos básicos de cada coche y una serie de casillas que describen exactamente lo que ha pasado, además de un croquis final donde dibujar cómo fue el accidente. El convenio CIDE utilizará esa información para asignar culpas y decidir quién debe correr con los gastos del siniestro.

La teoría es que, en el caso anterior, tanto el conductor del vehículo A como el conductor del vehículo B rellenan el mismo para por el anverso (parte delantero), rellenando uno la columna de la izquierda, y otro el de la derecha.

Es importante que ambas partes firmen el documento y que rellenen también el reverso, que es donde describirán los hechos.

Cada uno de los conductores selecciona una o varias de las 17 casillas que “apliquen” a cómo fue el accidente. Y precisamente al seleccionar estas casillas estás declarando quién es culpable del siniestro.

Tú marcas El contrario rellena El culpable es…
Casilla 3: Iba a estacionar Casilla 11: adelantaba La parte contraria
Casilla 10: cambiaba de carril Casilla 12: giraba a la derecha La parte contraria
Casilla 4: salía de un aparcamiento, de un lugar privado, de un camino de tierra Casilla 9: circulaba en el mismo sentido y en carril diferente Tú eres el culpable

Recuerda que te recomendamos, si el otro conductor se niega a rellenar o firmar el parte, que directamente llames a la Policía Municipal, Mosso o Ertzaintza, para que se personen y levanten acta de lo ocurrido. Aquí puedes ver cuándo están obligados a hacerlo.

En otras palabras, las casillas que marques determinarán quien es el culpable en caso de accidente. Esta es la tabla de culpabilidad del convenio CIDE según lo que ponga en cada casilla:

Una vez rellenado el parte amistoso de accidentes y firmado por los implicados, habrá que enviarlo a la aseguradora. A partir de ahí se pondrá en marcha la maquinaria el convenio CIDE. La Aseguradora 1 enviará un fax a la Aseguradora 2 con su copia del parte amistoso. Una vez la reciba, la Aseguradora 2 dispondrá de un plazo de 72 horas para rechazar la responsabilidad. Si no lo hace pasará automáticamente a considerarse responsable a efectos del convenio, es decir, a tener que pagar. La cantidad que la Aseguradora 2 deberá abonar se denomina módulo y es el dinero que recibirá la Aseguradora 1 para reparar el coche, que también se encargará de peritar.

¿Y si con la cantidad del módulo CIDE no basta para la reparación?En ese caso tu aseguradora correrá con el extra que tenga que pagar. No te preocupes, porque el seguro no pierde dinero. Puede que en una operación le toque pagar, pero habrá otras en las que se ahorre un dinero. Al final del año, la media de ganancias y pérdidas compensa a las aseguradoras el ahorrarse trámites y gastos que tenían antes de los convenios.

El sistema CIDE es bueno para ambas partes, pero no es perfecto. El mejor ejemplo es que en caso de siniestro total puedes quedar desatendido. El problema del siniestro total para el usuario es que muchas veces la indemnización que recibe no compensa. Puede darse el caso de que la aseguradora fuerce la peritación hacia un siniestro total para ahorrarse una reparación más cara con el problema de que quien lo hace es tu propia compañía de seguros (Aseguradora 1), que es quien en teoría debería reclamar a la otra parte (Aseguradora 2)

Cuándo se aplica CIDE

Para poder utilizar el convenio CIDE es necesario que se den una serie de condiciones, empezando porque el parte amistoso se rellene de forma correcta.

Además de cumplimentar bien la declaración amistosa de accidente, CIDE tiene limitaciones. Y es que sólo se puede aplicar el convenio CIDE en determinados siniestros. No será de aplicación en los siguientes casos:

  • Colisiones múltiples. Si hay más de dos vehículos involucrados en el accidente, el siniestro estará fuera de convenio.
  • Colisiones por alcance. Si se trata de un accidente por alcance tampoco se aplicará el convenio, sólo sirve para colisiones directas.
  • Si hay daños personales. El convenio CIDE sólo cubre los daños de los vehículos y no se aplicará en caso de lesiones y demás daños personales, así como tampoco en otros gastos más allá de la moto o el coche.

El convenio ASCIDE

El Acuerdo de Suplementación al Convenio de Indemnización Directa, ASCIDE, se aprobó dos años después del CIDE. El convenio ASCIDE surgió después de las que las aseguradoras se diesen cuenta de que muchos de los siniestros no podían tramitarse porque el parte amistoso estaba mal rellenado.

Para poner solución crearon ASCIDE, mucho menos restrictivo en lo que a la declaración amistosa de accidentes se refiere. En este convenio sí que entran los partes no rellenados de forma correcta. Al faltar parte de la información, ASCIDE amplía el plazo de la aseguradora culpable hasta los 15 días para aceptar la responsabilidad. Al margen de ese cambio, el funcionamiento del convenio es idéntico a CIDE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *