Qué es el Convenio Cicos

Un sistema creado para la agilización de trámites.

CICOS (Centro Informático de Compensación de Siniestros) es una red informática que pone en contacto a las diferentes compañías de seguros que se han adherido.

Hace ya más 20 años que las compañías aseguradoras pusieron en marcha este sistema por el que agiliza la tramitación y el pago de los siniestros de circulación.

Contempla una mayoría de casos (un 70% de los siniestros y accidentes que generalmente ocurren en España se consideran “CICOS”, y son los más habituales) y lo que permite es que las compañías no necesitan ponerse de acuerdo sobre quién tuvo la culpa, o sobre cuánto corresponde pagar para cerrar el siniestro. El resultado es que en apenas 72 horas es posible tramitar un siniestro, algo positivo para la aseguradora y para el cliente.

Cómo funciona CICOS

El funcionamiento del sistema CICOS es bastante sencillo. De forma resumida, cada compañía arregla y tramita los daños de sus asegurados, y anualmente, se ponen de acuerdo y compensan lo que unas han pagado de más por otras (lo que se suele decir de “Las Aseguradoras se arreglan entre ellas”).

Para que lo entiendas mejor, esto es lo que ocurre con CICOS en caso de un accidente donde eres la víctima (un coche te golpea, por ejemplo). Al rellenar el parte amistoso de accidente las compañías de seguros asignan culpas en función de las casillas que marques. A modo de ejemplo:

Tú marcas El contrario rellena El culpable es…
Casilla 3: Iba a estacionar Casilla 11: adelantaba La parte contraria
Casilla 10: cambiaba de carril Casilla 12: giraba a la derecha La parte contraria
Casilla 4: salía de un aparcamiento, de un lugar privado, de un camino de tierra Casilla 9: circulaba en el mismo sentido y en carril diferente Tú eres el culpable

Una vez tu aseguradora recibe el parte amistoso la coteja con el de la parte contraria. En este caso, al ser la otra parte la culpable, dispondría de un plazo de 72 horas para rechazar la responsabilidad. Una vez acepte la culpabilidad, cada compañía de seguros arreglará los daños de la moto o coche de su asegurado. Es decir, será tu compañía la que te arregle la moto, haciendo que todo sea más rápido. A cambio, la otra aseguradora le pagará una cantidad de dinero. Esta cifra viene marcada por los módulos del convenio CICOS que se calcula según los costes medios de los siniestros.

Es un sistema muy cómodo y que permite, sobre todo, agilidad en la liquidación de siniestros. Al final, tú percibes antes tu compensación por el siniestro, pero con la ventaja de que estos acuerdos intercompañías no afectan a tu bonificación del seguro si tú eres el inocente. En otras palabras, aunque tu aseguradora sea la que arregle tu moto, no te subirá el seguro a no ser que seas el culpable del accidente.

Las compañías que no están en este sistema CICOS, tienen que utilizar la forma menos automática de tramitar un siniestro.

  • Tras rellenar el parte amistoso del accidente relatando los hechos ocurridos, con los datos de los dos vehículos, los seguros, los conductores, etc., cada conductor deberá entregar el parte a su compañía de seguros.
  • Los vehículos implicados deberán ir a un taller, y el perito tasar los daños.
  • Luego, la compañía del conductor “inocente” se pondrá en contacto con la “culpable” para exigirle al pago de la reparación. A continuación la compañía del usuario “culpable” irá a peritar los daños del vehículo, y deberá aceptar la reparación.
  • Finalmente se da orden de reparación, y se arreglan los vehículos.

Si todo marcha bien, no habrá ningún problema. Esta fórmula fuera del sistema CICOS tiende a complicarse y a sufrir más retrasos, bien porque las compañías no se ponen de acuerdo en quién es el culpable o el inocente, bien porque no se ponen de acuerdo en los daños…

La pertenencia de una compañía al sistema CICOS, nos da una mayor tranquilidad respecto a la agilidad en la tramitación de los siniestros y debe ser tenido en cuenta para la contratación de un seguro.

El sistema CICOS automático no contempla el 100% de los siniestros

El sistema CICOS no es perfecto. De hecho, ni siquiera es universal.

Se excluyen de CICOS:

  • Siniestros en los que se producen daños físicos a las personas (se tramitan a través de un convenio aparte).
  • Siniestros entre vehículos asegurados por la misma compañía.
  • Siniestros que implican a tres o más vehículos en el mismo siniestro.
  • Siniestros en los que no se produce colisión directa entre vehículos.
  • Siniestros producidos por la carga desprendida del vehículo.
  • Siniestros que producen daños materiales a elementos ajenos al vehículo.

Esta información debe ser tenida muy en cuenta. Si quieres consultarnos cualquier duda al respecto, no dudes ni un minuto en contactarnos antes de contratar tu seguro, queremos ayudarte.

COMPAÑÍAS ADSCRITAS AL CONVENIO CICOS

El sistema CICOS no es el único convenio entre aseguradoras en España. De hecho, es la versión automátizada de los convenios CIDE y ASCIDE. En este sentido, también tiene sus limitaciones, y no sólo por los siniestros que no entran en CICOS. Como con los otros dos, presenta un conflicto de intereses en el caso de siniestro total. El motivo es que en este proceso, tu aseguradora es la encargada de defender tus intereses, pero también de peritar los daños del vehículo, por lo que se podría argumentar que tiene un conflicto de intereses y puede ser proclive a declarar el siniestro total en determinados casos.

Cuando esto ocurre, recuerda que puedes reclamar. Aquí te contamos qué hacer si no estás de acuerdo con el perito. Como siempre, si cuentas con un mediador a tu lado, todo será mucho más fácil.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *