¿Compensa un seguro con franquicia? Cuánto ahorras de verdad

En un artículo anterior analizamos cuándo compensa un seguro a todo riesgo. Ahora queremos ir un paso más allá y estudiamos si renta una póliza de moto con franquicia y cuánto puedes ahorrar con una franquicia en el seguro.

Aunque el precio es sólo una de las variables en un seguro, la mayoría de usuarios se dejará guiar por ella a la hora de elegir. A fin de cuentas, ¿a quién no le gusta tener un seguro de moto barato? Elegir bien la modalidad es una de las fórmulas más sencillas de ahorrar en el seguro de moto. Una simple comparativa que no te llevará ni 30 segundos te ayudará a verlo más claro. Aquí puedes hacerla.

Al final pasar de un seguro de moto a todo riesgo a uno con franquicia, de ahí a un terceros ampliado y finalmente a un seguro básico tiene premio en el precio. En otras palabras, el precio se irá reduciendo desde el todo riesgo hasta el básico. Con esta tabla lo puedes ver más claro.

Todo Riesgo Con franquicia Terceros Ampliado
Seguros más baratos para Honda Scoopy SH125i 274 € 247 € 144 €
Seguros más baratos para Kymko Agility City 125 247 € 208 € 160 €
Seguros más baratos para Yamaha r1 1.355 € 854 € 252 €
Seguros más baratos para Honda cbr 1000rr 1.397 € 821 € 547 €
Seguros más baratos conseguidos para BMW F 650 GS 403 € 326 € 183 €

Esta tabla muestra que por precio puede compensar un seguro con franquicia frente a un todo riesgo. ¿Ocurre lo mismo con el nivel de cobertura? No tiene por qué.

Cómo funciona la franquicia en el seguro de moto 

Lo primero que debes tener claro es cómo se aplica la franquicia al seguro de tu moto y en qué casos se activará. La franquicia es como un copago entre el asegurado y la aseguradora. Para que lo entiendas mejor, tú te comprometes a correr con parte de los gastos de la reparación de la moto en caso de siniestro. La cantidad concreta es la que marcará la franquicia.

A modo de ejemplo, una franquicia de 150 euros implica que tú pagarás de tu bolsillo los primeros 150 euros de la reparación. El resto, en caso de superarse esa cifra, correrá a cargo de la aseguradora. A cambio, tu seguro será más barato, como acabas de ver.

Como elegir entre todo riesgo y franquicia

Lo primero que debes decidir es si quieres tener la moto a todo riesgo. Es decir, si quieres incluir la cobertura de daños propios en la póliza. Esta cobertura es la que hace que la aseguradora pague los daños que sufra la moto en un accidente en el que tú eres culpable o si simplemente te caes de la moto tú sólo. Y es que un seguro a terceros sólo cubre los daños que tú ocasiones a la otra parte –de ahí su nombre- no los que tú sufras.

Para muchas personas la tranquilidad de estar cubierto es muy importante, mientras que otras preferirán pagar menos y correr el riesgo. Desde un punto de vista emocional no hay una opción mejor que otra. Lo que sí hay es una fórmula para ahorrar en un seguro a todo riesgo. Esta es incluir una franquicia.

Como ya hemos explicado, con una franquicia asumes parte de la reparación de la moto en caso de accidente a cambio de pagar menos cada año por el seguro. En otras palabras, corres un punto de riesgo más que con un todo riesgo al uso.

Además, como existen diferentes cuantías en la franquicia, también se puede elegir el nivel de riesgo y de ahorro con la franquicia en el seguro de moto. Como es lógico, cuanto más alto sea el copago, mayor será el descuento en la prima. De esta forma, con una franquicia de 400 euros pagarás menos que con una de 300 euros o una de 200 euros, por ejemplo.

Cómo saber si sale a cuenta la franquicia en el seguro de moto

Esta es la pregunta del millón ¿hay alguna fórmula para saber si es rentable poner una franquicia? La herramienta más cercana a esta fórmula es tu historial de accidentes y los partes que has dado al seguro a lo largo de los últimos años.

Si cada año pasas dos o tres partes al seguro es fácil que no te rente contratar una franquicia en el seguro de moto y que pierdas dinero con esta fórmula. Los números son relativamente sencillos. Basta con enfrentar el ahorro con la franquicia al gasto con las hipotéticas reparaciones basadas en tu historial.

Imagina que ahorras 100 euros con tu seguro de moto con franquicia de 150 euros. Sin embargo, sueles dar dos partes al año, generalmente por pequeños golpes. El importe de cada uno es pequeño, de 200 y 250 euros. Con tu franquicia pagarás al seguro 300 euros por los 100 que te has ahorrado. Por tener un seguro con franquicia habrás perdido 200 euros al mes.

Por supuesto, si eres de los que no dan ningún parte el ahorro es total. Al final, la clave está en hacer números. Para hacerlos rápido y bien, utiliza nuestro comparador de seguros de moto.

Comparte: