5/5

A lo largo de tu vida como conductor, muy probablemente recibas una multa. Si la sanción no está justificada, puedes oponerte a la multa interponiendo un recurso. No todo el mundo tiene conocimientos de derecho ni es capaz de interponer por sí mismo ese recurso; por ello, contar con una buena cobertura de recurso de multas en tu seguro te puede poner las cosas mucho más fáciles.

Recurso de multas

El recurso de multas suele ser una de esas coberturas que puedes contratar de manera opcional en tu seguro de moto. Algunas aseguradoras pueden incluir su cobertura de multas en sus pólizas de manera obligatoria pero no suele ser lo habitual.

Si recibes una multa o sanción y no estás de acuerdo porque consideras que la sanción es injusta o injustificada, puedes contactar con tu aseguradora para que te prepare un recurso si cuentas con esta cobertura contratada. Tu aseguradora se hará cargado de la gestión de todos los trámites administrativos necesarios y te dará un servicio completo de asesoramiento.

Algunas aseguradoras ponen limitaciones a la cobertura de recurso de multas. Algunas de ellas pueden ser excluir las multas de aparcamiento o no recurrir multas inferiores a una determinada cantidad de dinero. Otras muchas aseguradoras no ponen límites, por lo que merece la pena consultar en cada momento la cobertura y qué opción nos compensa más. En inXur estamos siempre a ayudarte y facilitarte toda la información disponible, para que puedas elegir el seguro que más se adapte a tus necesidades reales.

 

Nunca cubre el pago de la sanción

El recurso de multas cubre todos los gastos necesarios para recurrir una multa en vía administrativa pero nunca cubre el importe de la multa en sí. La aseguradora no se hace cargo de la sanción, sólo de recurrirla y de asesorarte. Para ello, tendrás que facilitar a tu compañía de seguros toda la información y pruebas de las que dispongas, así como hacerle llegar la multa en cuanto recibas la notificación, para que tengáis tiempo suficiente para preparar el recurso y presentarla dentro del plazo administrativo correspondiente.

Si finalmente no consigues tras tu recurso la retirada de la multa, deberás hacerte cargo del pago del importe, así como los posibles recargos si los hubiera. En este sentido, normalmente las multas suelen tener un descuento por pronto pago que pierdes si las recurres. La aseguradora, cuando le presentas tu caso, te informa de la posibilidad de que el organismo correspondiente no falle a tu favor y las posibilidades de que tu recurso y alegaciones resulten válidos y tengas más posibilidades de que te den la razón.

Multas
Multas

Curso de recuperación por puntos

Además del recurso de multa, algunas aseguradoras incluyen dentro de la misma cobertura los gastos del curso de recuperación de puntos de carnet de conducir. La aseguradora cubrirá los gastos de matrícula del curso y en ocasiones también las tasas de examen por primera vez (si tienes que volver a examinarte porque no lo apruebas a la primera, no suele estar cubierto).

Debes mirar también las condiciones de la póliza ya que, normalmente, dentro de esta cobertura, se incluyen los cursos de recuperación del carnet completo (si has perdido todos los puntos y te han quitado el carnet) pero no todas las aseguradoras cubren los cursos de recuperación de puntos de carnet (es decir, cuando te han quitado un número de puntos de carnet pero aún te quedan puntos y por lo tanto no has perdido el carnet).

En resumen, la cobertura de multas te resultará útil si alguna vez necesitas recurrir una sanción o precisas de asesoramiento al respecto. Aunque seas un excelente conductor, no estás exento de que en algún momento te impongan una multa e incluso pudiera ser que fuese injusta y sin justificación, en cuyo caso merecerá la pena contar siempre con la cobertura de recurso de multas en tu seguro de moto.

¿Necesitas un seguro?

Estás en el sitio adecuado: trabajamos con las mejores aseguradoras para que encuentres el seguro que necesitas

×