5/5

La cobertura de Daños Propios es una de las mejores valoradas dentro del seguro de moto, aunque también es una de las coberturas que más encarece el precio del seguro. 

Esta cobertura es la que convierte un seguro en Todo Riesgo, ya que incluye la reparación de los daños de la moto culpable en el accidente o incluso si no hay vehículo contrario (si le das un golpe a una columna por ejemplo). Mientras que el seguro a Terceros cubre la Responsabilidad Civil, es decir los daños materiales que causemos al vehículo contrario inocente en el accidente y las posibles lesiones de los ocupantes de ese vehículo, la póliza a Todo Riesgo cubre los daños de tu moto si eres el culpable en el accidente. 

Daños propios moto
Daños propios moto

Daños propios y siniestro total

Los daños propios cubren la reparación de la moto pero no siempre la aseguradora va a pagar toda la reparación, ya que puede ser que la moto sea declarada siniestro total. En ese caso, la aseguradora pagará el valor de la moto en el momento del accidente. 

Algunas pólizas mejoran el valor de indemnización del siniestro total. No sólo pagarán el importe que valga la moto en el momento del accidente sino un porcentaje de mejora sobre ese precio. El valor de la moto en el momento del accidente es lo que conocemos como valor venal. Las pólizas de seguro pueden pagarte ese valor venal y un porcentaje mejor. Por ejemplo, si una moto tiene un valor venal de 5.000€ en el momento de sufrir un accidente de siniestro total, si una póliza indemniza por el valor venal, recibirás esos 5.000€. Sin embargo, si otra póliza cubre el valor venal + el 10%, te pagarían 5.500€ en lugar de 5.000€.

 

Valores de indemnización de daños propios y siniestro total

Para entender bien la cobertura de daños propios, tenemos que dejar claro tres tipos de valores que aplican las aseguradoras a la hora de indemnizar por esta cobertura:

Valor de reparación

Lo que cuesta reparar la moto accidentada. Si este valor es menor al valor venal, la aseguradora pagará la reparación completa de la moto, si es mayor, la aseguradora indemnizará con el valor venal.

Valor de nuevo

Es el precio que tendrías que pagar si quisieras comprar tu moto nueva en el momento del accidente. Normalmente, las pólizas pagan el valor de nuevo durante el primer año desde la fecha de matriculación y algunas pólizas cubren ese valor de nuevo durante los dos primeros años.

Valor venal

Es el precio que tiene tu moto en el momento del accidente según un baremo que se publica periódicamente en las llamadas tablas GANVAM. Cada año que pasa, la moto se deprecia, de manera que su valor venal cada vez es más pequeño.

 

Accesorios de serie y opcionales

Los Daños Propios cubren la reparación o sustitución de piezas de tu moto, pero queda la duda de qué ocurre con los accesorios. Los accesorios son equipamiento adicional de tu moto.

Muchos accesorios vienen de serie cuando compras la moto pero en otras ocasiones quieres ponerle otras llantas, cambiarle la pintura y ponerla metalizada etc. En ese caso, ya no serían accesorios de serie y no siempre quedarán cubiertos por la póliza.

Los accesorios de serie (los que ya trae la moto nueva cuando la compras en el concesionario) vienen incluidos dentro de la cobertura de daños propios. No tendrás que añadirlos al contratar tu póliza y en caso de siniestro la aseguradora te pagará su precio de reparación o sustitución.

En el caso de los accesorios opcionales que hayas incorporado a la moto después de comprarla, deberás declararlos expresamente al contratar tu póliza para que queden amparados por la cobertura de daños propios y la aseguradora los repare o te indemnice por su valor en el caso de accidente.

 

El equipaje, el casco y la vestimenta

La mayoría de las aseguradoras no cubren los equipajes que hubiese dentro de las maletas de la moto en el momento del accidente, pero algunas de ellas sí los cubren. Tendrás que consultar en las condiciones generales de tu póliza si cubre el equipaje dentro de la cobertura de daños propios y qué límite tiene. Lo normal en caso de existir esa cobertura es que te indemnicen por un importe de 150€ ó 300€.

Lo mismo ocurre con el casco y la vestimenta del motorista (chaqueta, mono, botas etc.). Algunas aseguradoras incluyen una indemnización por daños en casco y vestimenta dentro de la cobertura de daños propios.

 

¿Necesitas un seguro?

Estás en el sitio adecuado: trabajamos con las mejores aseguradoras para que encuentres el seguro que necesitas

×