Impuesto de transmisiones al comprar una moto de segunda mano

Un pago esencial

Dentro de los trámites para comprar una moto de segunda mano  hay uno ineludible: el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

¿Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

Del mismo modo que al comprar una moto nueva hay que pagar el correspondiente IVA, cuando se compra una moto o cualquier vehículo usado hay que hacer frente al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

¿Pensando en comprar moto? Incluye el precio del seguro en tu presupueto Ahorrar en el seguro

En realidad, este tributo no es exclusivo del mundo de motor y también se aplica a las viviendas de segunda mano, por ejemplo.

¿Quién debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en motos de segunda mano?

El pago del ITP de la moto es responsabilidad del comprador. El vendedor tendrá que pagar impuestos al hacer la declaración de la renta y sólo si hubiese obtenido beneficios. Aquí puedes ampliar información al respecto.

Cómo se calcula el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El ITP se calcula teniendo en cuenta el valor fiscal de la moto. De forma resumida, Hacienda otorga un valor fiscal a la moto de segunda mano en función del año de su primera matriculación y la cilindrada del vehículo.

Esta cifra será la que sirva como base imponible, la base sobre la que se calculará el impuesto por la moto de segunda mano. A la hora de pagar deberás usar esa cifra aunque el precio de compra haya sido muy inferior. De esta forma Hacienda se asegura que no se encubran donaciones y regalos de motos como falsas ventas.

Sobre esa cifra aplica el porcentaje que corresponda en el impuesto de compra de la moto usada. Normalmente será del 4%, pero puede variar dependiendo de la comunidad autónoma.

Cuánto hay que pagar por comprar una moto de segunda mano en el ITP

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales tiene carácter estatal, pero su gestión está cedida a las comunidades autónomas. A efectos prácticos esto quiere decir que el Estado fija un marco general pero después cada comunidad tiene la potestad de adaptar el impuesto. De hecho, esto es lo que suele ocurrir con los impuestos por las motos de segunda mano y el ITP de las motos.

La ley del ITP marca un 4% con carácter general para la transmisión de bienes muebles y semovientes, dentro de los que se encuentran los vehículos.

Estas son las tasas para vehículos con una potencia inferior a 15 CV fiscales:

Andalucía: 4% Aragón: 4% Asturias: 4%
Cantabria: 4% Castilla-La Mancha: 6% Castilla y León: 5%
Cataluna: 5% Ceuta y Melilla: 4% Comunidad Valenciana: 6%
Extremadura: 6% Galicia: 8% Baleares: Cuota fija más variable 5% -10%
Islas Canarias: 5,5% La Rioja: 4% Madrid: 4%
Murcia: 4% Navarra: 4% País Vasco: 4%

Como es lógico, cuanto mayor es la potencia, mayor es también el porcentaje a pagar en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales de tu moto.

Si no te van los números, puedes usar nuestro simulador del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

impuesto de transmisiones patrimoniales moto de segunda mano

Cuándo hay que pagar el ITP en la compra-venta de moto

Dispones de un plazo de 30 días desde que compras tu moto de segunda mano para liquidar este impuesto a través del modelo 620 de la AEAT o del modelo 621 dependiendo de la CCAA, tal y como explicamos a continuación.

Cómo liquidar el Modelo 620

El modelo 620 es el más extendido para pagar el ITP de vehículos de segunda mano. Sólo se puede entregar en formato físico previo pago de la cantidad resultante. Por eso algunas comunidades utilizan el modelo 621 del ITP, que es igual pero con posibilidad de rellenarlo online.

Por eso el primer paso es descargar el modelo 620 de la página de Hacienda a través de este enlace en el apartado de Modelos y Formularios o de las páginas de cada CCAA. En el siguiente listado puedes descargar el ITP de tu región:

Una vez descargado habrá que rellenar el modelo 620 siguiendo las instrucciones para después abonar el tributo.

Pasos para rellenar el ITP modelo 620 para motos

Cumplimentar el modelo 620 es relativamente sencillo. El documento se resume en una página y consta de varias partes.

  • Cabecera. Son los datos de Hacienda y, más concretamente, de la delegación en la que vas a entregar el documento. Será el funcionario quien lo rellene.
  • Sujeto pasivo. Ese eres tú. Necesitarás identificarte con DNI, nombre, apellidos y residencia.
  • Medio de Transporte y Devengo. Se refiere a la moto, que deberás señalar como “vehículo” y la fecha en la que se devenga el impuesto. En otras palabras, el día, mes y año en el que compraste la moto de segunda mano.
  • Transmitiente. La persona que te vendió la moto con sus datos personales.
  • Datos del Medio de Transporte. Los datos de la moto, que en el caso de los vehículos serán: fabricante, modelo o tipo, potencia fiscal, tipo de moto, cilindrada y número de bastidor.

Datos del transporte ITP Modelo 620 moto de segunda mano

  • Autoliquidación. La parte más compleja, donde se calcula el impuesto. Los datos a rellenar serán la base imponible, el tipo del impuesto y la cuota tributaria, que será en realidad el resultado a pagar.

autoliquidacion modelo 620 impuesto de transmisiones

  • Presentador. Si es otra persona la que va a presentar el documento, aquí deberán figurar sus datos junto con tu firma.
  • Ingreso. Es la parte que rellenará el banco con los datos de ingreso si has pagado en efecto o de la cuenta en la que se ha efectuado el adeudo.

Cuando la gestión del ITP no corresponda a la CCAA, el modelo 620 se presentará en la delegación de Hacienda. Al haberlo habrá que aportar la siguiente documentación:

  • El documento relleno junto con el justificante de pago del impuesto en alguna de las entidades financieras colaboradores (prácticamente sirve cualquier banco de España).
  • El justificante del pago o de la venta. El documento en el que conste o se relacione el acto o contrato que origine el tributo, como lo llama Hacienda.
  • El Permiso de circulación de la moto.
  • La ficha técnica de la moto. Bastará con el resumen de la ficha.

Lo que no será necesario es la ITV ni ningún otro documento sobre el vehículo (aunque debería exigirlo en el contrato de compra-venta de la moto de segunda mano). Eso sí, necesitarás tenerla en regla para poder circular, como también necesitarás un nuevo seguro para la moto. Aquí puedes calcularlo.

Una vez pagado el impuesto, es importante conservar el comprobante durante cuatro años por posibles reclamaciones de Hacienda.

Otros trámites que deberás llevar a cabo son cambiar la titularidad de la moto. Aquí te explicamos por qué y cómo hacerlo.

Si tienes más dudas sobre cómo funciona la compra-venta de una moto de segunda mano, no dudes en visitar nuestra guía en este enlace o hacernos cualquier pregunta en el apartado de comentarios.

34 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.