Consejos para conducir una moto en la lluvia

Sin miedo pero con ojo

Durante: conducción en lluvia

  • La SUAVIDAD en la conducción es clave: acelera más suave, frena más suave.
  • Planificación y anticipación: evita sobresaltos, tienes que prever tu trayectoria mucho antes que en seco.
  • ¡Mira bien donde quieres ir! La moto seguirá.
  • Evita los sustos, acelerones, frenazos.
  • El frenado sin ABS exige mucha sensibilidad. Bloquear la rueda delantera es caída segura.
  • Frena de forma SUAVE y PROGRESIVA.
  • Si tienes que frenar de forma repentina, y ves que estás exigiendo mucho al agarre de la rueda, suelta el freno y vuelve a empezar. Hazlo de forma intermitente.
  • Usa el freno trasero: no cargues todo el peso en la rueda delantera. Derrapar con la rueda delantera es mucho menos controlable que con la rueda trasera, donde únicamente soltar el freno hará que recuperes la trayectoria inicial.
  • Al tumbar es mejor llevar el peso del cuerpo lo más abajo que puedas. De forma exagerada, que la moto tumbe lo menos posible (esto te hará “descolgarte” un poco más de lo normal). De ese modo la moto será más estable.
  • ¡Marchas largas siempre! Y a bajas revoluciones, para evitar derrapadas.
  • Lee el asfalto: evita la zona central del carril (donde se acumula el aceite que sueltan los coches y autobuses, y que combinado con el agua equivale a resbalón seguro).
  • Iluminación: es obligatorio ir con las luces siempre, pero en lluvia mucho más. Usa el intermitente de forma intensiva. Avisa de lo que vas a hacer al resto de vehículos.
  • Evita circular entre coches siempre, pero en lluvia mucho más.
  • Las rayas blancas del asfalto son veneno. Casi ninguna es de pintura antideslizante en nuestro país. Los pasos de cebra son especialmente peligrosos, si notas que la moto “se te va”, agarra el manillar, deja de acelerar y permite que la moto se recupere sola, lo hará.
  • Adopta una posición inclinada. No solo permitirás que el carenado te proteja mejor de la lluvia, sino que bajas el centro de gravedad y la moto es más estable.

moto después de llover

Después de la lluvia

Rodar en lluvia hace que la moto:

  • Se ensucie mucho más.
  • Las partes lubricadas (como la cadena) tienden a acumular bloques de suciedad y grasa, lo que les resta vida útil. Limpia la cadena con un trapo, cepillo y líquido adecuado, y engrásala bien siempre.
  • Verifica las pastillas de freno a menudo si se corroen dejará de frenar.
  • Cuando limpies la moto, recuerda usar agua fría (la caliente se lleva por delante protectores de los metales y plásticos, grasa,… y no dirijas el “chorro de agua” directamente a zonas como la unión del basculante con el chasis, controles eléctricos, y demás piezas sensibles: con una lanza de un autolavado el agua penetrará dentro de la pieza y la oxidará o corroerá. Ten mucho cuidado con la tapa del encendido (un circulo que suele estar en el lado izquierdo) ya que el agua se suele condensar dentro y el estropicio es caro.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora

Comparte: