Qué ropa debe llevar tu hijo para ir en moto

Descubre la vestimenta más apropiada para los adolescentes y jóvenes que andan en moto, así como los aspectos clave que debes tener en cuenta al contratar un seguro para ellos

La ropa suele ser vista desde dos perspectivas: como una declaración de la imagen que se desea proyectar a los demás o considerando su funcionalidad (comodidad, refugio ante el frío, etc.). En el caso de la vestimenta que se usa al montar en moto, los criterios son similares, aunque, por razones obvias, pesa claramente más el aspecto de la seguridad.

Encuentra el mejor seguro de moto para tu hijo Calcula ahora

Adolescentes y motos

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el conductor -o el pasajero que transporta- es adolescente o joven; toman ellos las mismas preocupaciones que los adultos al equiparse para conducir sus motos? Ésta es una de las preguntas que más se plantean los padres con hijos usuarios de las dos ruedas, ya que el aspecto de la seguridad siempre les preocupa. No en vano, puesto que, si hay un grupo de edad que tiene especial consideración al vestirse al dictado de las modas, es sin duda el que conforman jóvenes y adolescentes.

La prioridad, como en tantos otros ámbitos relacionados con la carretera, es la concienciación. A partir de ella resulta más sencillo que el usuario de la motocicleta, tenga la edad que tenga, sea consciente de la importancia de utilizar la ropa adecuada al conducir su vehículo.que ropa lleva tu hijo en la moto

Cuidado con los cascos de moda no homologados

Siendo conscientes de las demandas estéticas de los chavales, así como la escasez de recursos económicos que suelen tener, ofreceremos un paquete de mínimos.

Para empezar, el casco, el gran aliado del motociclista. Aunque parezca sorprendente a estas alturas, hay que insistir no sólo en su uso -siempre, hasta para ir a la vuelta de la esquina, no hay excepción que valga-, sino en que sea reglamentario.

Así, la mayoría de los cascos militares, de hípica o de escalada no están homologados para ir en moto. Por tanto, aunque sean muy cool, no sirven para la moto. No son válidos por una razón muy sencilla que cualquiera puede comprender: porque en caso de accidente no protegen lo suficiente.

 
Perfil de piloto Ejemplo ciclomotor 50 cc Ejemplo Scooter 125
16 años – sin experiencia Seguros desde 470 € Seguro desde 373 €
17 años – 1 año experiencia 400 € 373 €
18 años – 2 años de experiencia 378 € 291 €
19 años – 3 años de experiencia 333 € 261 €
20 años – 4 años de experiencia 269 € 202 €
21 años – 5 años de experiencia 178 € 160 €
22 años – 6 años de experiencia 178 € 160 €

Cascos abiertos vs cerrados

Ello no quita para que puedan usarse cascos abiertos homologados, que protegen menos el rostro, pero ofrecen a cambio una mayor visión periférica y son más cómodos en jornadas calurosas.

No obstante, el casco cerrado, aquel que cubre la cabeza al completo, ofrece mayor seguridad. Las pegas que presenta son obvias: más difíciles de quitar y poner (un aspecto importante para un repartidor, por ejemplo), incómodos cuando la temperatura es elevada y, a pesar de que parezca una nimiedad, no todos entran bajo los asientos de los scooters, lo cual es un aspecto clave para adolescentes y jóvenes.

La tercera opción son los cascos convertibles, que, utilizados correctamente, pueden aunar las ventajas de unos y de otros. Aquí puedes ampliar información sobre los cascos que hay y cuál elegir. 

El casco, siempre abrochado

En cualquier caso, por muy manido que esté el siguiente consejo, dado que se lleva recomendando desde hace décadas, resulta clave llevar el casco abrochado bajo la barbilla. De otra forma, podría salir despedido en un golpe brusco y no cumplir con su función.

‘Scooters’ y motos de baja cilindrada

Por motivos de edad, las motos más habituales entre jóvenes y adolescentes son los scooters o las motos de baja cilindrada. De forma general, también suelen hacer trayectos cortos, en zonas urbanas y menos viajes por carretera.

scooter-icono

Seguro para scooter

  1. Seguro básico desde 80€ al año
  2. Cobertura para el Pasajero
  3. Conductor adicional
calcular ahora

Teniendo en cuenta esos factores, además de las indicaciones dadas sobre el casco, cabe seguir las siguiente normas genéricas para ir vestido al andar en moto. Huelga decir que, si las circunstancias son otras a las descritas (en caso de un desplazamiento de larga distancia, por ejemplo), los consejos serían igualmente distintos.

Chaquetas para todos los gustos y temporadas

Con el verano a las puertas, la estampa más habitual en cuanto a scooters es la de muchachos en traje de baño y chanclas con una camiseta mínima o incluso, a veces, sin ella. A muchos motoristas expertos se les pone la piel de gallina al contemplar esa imagen, dado que saben lo que puede llegar a doler la piel quemada tras haber sido arrastrada por el asfalto.

Como no se trata de agobiar a los hijos para intentar convencerlos de que se pongan una armadura -la cual probablemente se quitarían en cuanto sus padres se encuentren lejos-, hay opciones intermedias que ofrecen garantías. Así, el mercado presenta hoy multitud de opciones en chaquetas según la temporada (con grandes rejillas de ventilación para la época estival) y estéticas (llamativas, discretas, con pegatinas que simulan patrocinios, monocolor, etc.).

Guantes y Botas

El tercer gran elemento son los guantes, en los que se da una circunstancia similar a la de las chaquetas: los hay largos y cortos, para verano e invierno y de todos los gustos y precios.

Finalmente, hay otras prendas que también son importantes, como los pantalones y el calzado.

En relación a los primeros, aquellos hechos de kevlar son los más recomendables (al menos que tengan refuerzos de este material). De hecho, hay muchas marcas que ofrecen vaqueros con protecciones de kevlar en ciertas zonas sensibles. Si la falta de presupuesto es notoria, puede bastar con unos simples vaqueros comunes.

Respecto al segundo, como ya se ha dicho, cuidado con las chanclas en verano, por un lado son peligrosas y por otro, pueden multarte por ir con ellas. Para rodar en moto, mejor optar por unas buenas botas o un calzado resistente siempre que se pueda.

El seguro de tu nueva moto de segunda mano saldría a..
  Básico Terceros ampliado
Seguros más baratos para tu Suzuki Burgman 125 84€ 146€
calcula tu precio
Seguros más baratos para tu Kymko Agility City125 84€ 153€
calcula tu precio
Seguros más baratos para tu BMW R1200 GS 121€ 213€
calcula tu precio
Seguros más baratos para tu Suzuki GS 500 91€ 163€
calcula tu precio
Seguros más baratos para tu Ducati Monster 129€ 256€
calcula tu precio
Seguros más baratos para tu Kawasaki Z800 137€ 131€
calcula tu precio
¿Quieres saber a cuánto saldría el tuyo? Calcula tu seguro
 

Seguros de moto para jóvenes

Más allá de la vestimenta, cabe recordar que los seguros de moto para jóvenes y pilotos noveles suelen ser más caros que los que suscriben las personas experimentadas y con años de carnet. Por ello, es fácil que el precio del seguro de moto de un hijo se dispare, ya que las estadísticas juegan en su contra y si de algo viven las aseguradoras, es de los datos. La clave está en ir generando, año tras año, un buen expediente de conductor. De ese modo el precio del seguro bajará poco a poco.

En cuanto a la creencia de que basta con poner el seguro a nombre de uno de los dos progenitores para abaratar el coste, mucho cuidado, ya que la realidad es otra. Debes tener en cuenta que las pólizas de moto suelen ser nominales, de forma que el tomador del seguro, el conductor y el propietario suelen ser la misma persona y en cualquier caso tomador (el que firma el seguro) y el conductor casi siempre coincidirán.

En otras palabras, que tu seguro de moto te asegura a ti y está diseñado para ti, con un precio específico para ti y no para otra persona. Otra posibilidad es incluir a tu hijo como segundo piloto. Aquí puedes ver seguros de moto que sí cubrirán a tu hijo porque permiten segundos conductores.

Además, si tu hijo nunca tiene un seguro a su nombre, el día que quiera asegurarse pagará mucho más.

La concienciación, clave

Con todo, para concluir, es preciso volver al aspecto de la concienciación, al hecho de que el adolescente comprenda que los actos tienen consecuencias. Un motero adolescente bien formado será un motero adulto seguro, civilizado y responsable, además de ahorrarse un dinero en el seguro. Teniendo cabeza se puede disfrutar de la moto a cualquier edad… A cualquier edad legal para conducir, se entiende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *