Quién puede conducir tu moto

Qué opina el seguro

Dicen que el coche y la moto son como la pareja, no se comparte. ¿Hasta qué punto se puede generalizar esta formación? La verdad es que dependerá sobre todo del tipo de moto. Hay modelos que es más fácil que acaben en manos de terceros, como por ejemplo las scooter y en general las motos urbanas de menor cilindrada. En motos de mayor cilindrada y más caras es menos habitual ver a otros pilotos que no sean sus dueños y asegurados.

prestar-moto

Del mismo modo, cuanto menor es el asegurado, más posibilidades hay de que otro conduzca su moto. Aquí también influye de nuevo el tipo de vehículo y el uso que suele hacerse del mismo: trayectos cortos en entornos urbanos.

¿Puedo dejar mi moto?

Dejar la moto es algo muy personal y, por poder, se puede hacer pero ¿es legal en términos del seguro? ¿Estaría asegurado ese segundo conductor? Aquí es cuando la cosa cambia y conviene tenerlo en cuenta.

Las pólizas de moto suelen ser nominales, de forma que el tomador del seguro, el conductor y el propietario suelen ser la misma persona. Puede darse el caso de que propietario y tomador o conductor sean diferentes, pero tomador y conductor coincidirán siempre para la mayoría de seguros.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora

Dicho esto, el seguro de responsabilidad de la moto siempre estará activo. Es decir, si tienes un accidente causado por tu moto cuando la conduce otra persona, la compañía de seguros pagará, por que así le obliga la ley, pero es muy posible que después reclame la devolución de la indemnización al asegurado y al conductor. Así, al final serás tú quien pague.

Por el contrario, si no eres el culpable del accidente la compañía no podrá reclamar, aunque sí que podrá no renovar o cancelar el seguro.

Así que ya sabes, en el caso de las motos, si tienes previsto que la conduzca otra persona como un hijo, por ejemplo, deberás asegurarle específicamente en el seguro.

Si ese conductor, agravado desde el punto de vista asegurador, tiene un accidente y NO es culpable, la compañía de seguro de moto no podrá oponer nada y deberá dar soporte a la reclamación de daños si ha sido contratada.

Pero esta es la interpretación general. Siempre hay casos concretos que conviene tener en cuenta.

Si te roban la moto

¿Qué pasa si no dejas tu moto voluntariamente? ¿Cubre el seguro los accidentes causados por una moto robada? La pregunta tiene trampa porque una cosa es lo que dice la ley y otra lo que están interpretando los jueces.

La clave reside en que el seguro obligatorio cubre lo que se consideran como “hechos de circulación” según se definen en el artículo 2 del Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la Circulación de Vehículos a Motor. El texto excluye de las mismas “la utilización de un vehículo a motor como instrumento de delitos dolosos contra personas y bienes” salvo los que constituyan un delito contra la seguridad vial según figuran en el artículo 382 del Código Penal.

Dicho de otra forma, cuando se produce un accidente con un coche o moto robado la póliza de Responsabilidad Civil Obligatoria no cubre absolutamente nada, aunque tú como dueño de la moto tampoco deberás pagar. En este caso el responsable será el ladrón del coche que conduce sin seguro a su nombre. Por fortuna, en caso de que sea insolvente el Consorcio de Compensación de Seguros se haría cargo de cubrir los daños.

Lo que ocurre es que también hay sentencias que declaran como hecho de circulación un accidente con un coche robado porque a fin de cuentas, quien roba un coche no quiere tener un accidente y por lo tanto no podría considerarse que hay dolo en la acción. En ese caso sería el seguro el que se haría cargo de los daños, aunque como es lógico reclamaría al ladrón por el derecho de repetición.

Lo que habría que ver es si esa nueva interpretación no supondría un aumento de la prima del seguro al aumentar los riesgos.

¿Y si tu hijo te roba la moto?

Se aplicaría esta misma interpretación en el caso de que sea tu hijo quien coge prestado sin tu consentimiento la moto o el coche. En principio, salvo que no admitieses que se trata de un robo, se aplicaría lo que ya hemos explicado.

Sin embargo, hay pólizas como las de Allianz, que dentro de la Responsabilidad Civil Voluntaria que incluyen ‘de serie’ en sus seguros, contemplan estos supuestos. En concreto, considera como interés asegurado y pagará indemnización en caso de “la conducción del vehículo, sin el oportuno permiso administrativo o la correspondiente autorización del propietario, realizada por: a) un hijo menor del Asegurado. b) un empleado del Asegurado. c) un extraño que tenga el vehículo bajo su custodia”.

Dejar tu moto para que la prueben

Si vas a vender tu moto es habitual que el comprador te pida que le dejes dar una vuelta en la moto para ver las sensaciones que tiene, su manejo y funcionamiento. Lo más normal suele ser dejarle la moto pero ¿Y si sufre un accidente mientras prueba la moto? En estos casos lo que suele hacerse si no hay daños personales es que tú como vendedor asumas el golpe, algo que sin embargo es un delito al considerarse un engaño hacia el seguro.

dejar la moto

Y es que muchas pólizas incluyen cláusulas especiales para segundos conductores y conductores ocasionales que te obligan a identificarlos o que los excluyen directamente en caso de siniestro, algo que está por ver si choca con la legislación vigente.

Aquí puedes ver todos los trámites para vender tu moto de segunda mano sin problemas.

Repasa tu póliza

Lo mejor que puedes hacer para evitar problemas con tu moto y terceras personas es leer detenidamente lo que dice el condicionado de su seguro al respecto. Hay compañías que incluirán penalizaciones adicionales en caso de que una persona que no sea el conductor pilote la moto y tenga un accidente, aunque cubrirán sin problemas el incidente.

Por el contrario, existen compañías que directamente negarán cualquier responsabilidad de pago si el accidente ha sido causada por una persona distinta del asegurado o que establecerán limitaciones en términos de edad.

Antes de dejar que nadie se suba a tu moto, repasa lo que dice el seguro y así evitarás problemas.

Un consejo

Si pese a todo estás decidido a prestar tu moto, trata por lo menos que sea a una persona más o menos de tu misma edad, años de carnet y experiencia en moto. Nunca a va a ser lo mismo. Pero de esta forma será más fácil argumentar que no hay una enorme diferencia de riesgos asumidos por la compañía aseguradora.