Cuidado a quién le compras el seguro. Ojo a los timadores.

cuidado con los timadoresLa picaresca es tan vieja como la Humanidad, y la encuentras en todos lados. Internet no se libra de este tipo de prácticas, y puede que en algún momento un particular te quiera ayudar a conseguir un seguro de moto. La decisión última es tuya, claro, pero has de saber que, pese al “teatrillo” que te monte el buen samaritano, es mejor que no te fíes.

La víctima del chanchullo en cuestión suele ser alguien que, por el tema que sea, tiene dificultades para contratar un seguro de moto. Por ejemplo (muy habitual), no disponer de cuenta corriente en España:

El personaje se dispondrá a ayudar ofreciendo su cuenta corriente española, previo pago del dinero que cuesta el seguro, claro está (y si es un poquito más, mejor). En el mejor de los casos, los problemas vendrán a la hora de renovar el seguro. En el resto de las ocasiones, no es infrecuente ver todo tipo de problemas, siendo el más habitual que el número de cuenta del buen samaritano resulte totalmente falso o no sea realmente suyo. Ojo a los timadores.

Te recomendamos que te hagas con tu seguro de alguna de las maneras oficiales, tienes para elegir, pero siempre confiando en profesionales. Un seguro, repetimos, no es un producto cualquiera. Es una herramienta personalizada que te puede salvar de muchos apuros, y con Motopoliza.com puedes escoger el que se ajuste a tus características, necesidades y bolsillo. Además, ante cualquier duda, siempre vas a contar con nuestra ayuda.

En resumen, no te fíes de charlatanes y apuesta por hacer las cosas legalmente. Te resultará más ventajoso.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora