¿Y si te pagasen por ir al trabajo en moto?

¿Y si te pagasen por ir al trabajo en moto?

Problemas de contaminación, horas perdidas en atascos y altos niveles de estrés. Este es el día a día de muchas personas sólo por acudir a su trabajo y el peaje que deben pagar las ciudades por el aumento de la población y su concentración en torno a los principales núcleos urbanos. ¿Existe algunas solución?

Cada ciudad busca la suya, bien incentivando el uso del transporte público, limitando el acceso del coche al centro urbano, primando que se comparta coche o estimulando medios de transporte alternativo. En esta última línea se encuadra la iniciativa del parqué público de bicicletas de Madrid, por ejemplo. Hay quienes van más allá. En Francia el Gobierno pagó durante 5 meses 0,25 euros por kilómetro a los empleados públicos que fuesen al trabajo en bicicleta. En total 380 se apuntaron a la prueba, lo que supuso un aumento del 50% del uso de este medio de transporte y un ingreso adicional de 40 euros al mes.

En total los participantes recorrieron 5 kilómetros de media para acudir a su puesto, frente a los 3,4 kilómetros de 2008, cuando también se llevó a cabo el experimento. En este sentido, la distancia es un claro handicap para el uso de la bicicleta que no existiría en el caso de la moto.

pagarte por usar la moto

¿Y si pagasen por ir en moto al trabajo? ¿Se utilizaría más la moto? ¿Cuál sería su incidencia en la polución y los problemas de tráfico de las grandes ciudades? ¿Sería viable para las empresas?

Lo primero que hay que recordar es que la prueba francesa se hizo con empleados públicos y dinero público. Aunque estamos hablando de apenas 40 euros de media por empleado, no todas las pyme estarían dispuestas a asumir ese gasto sin algún tipo de incentivo fiscal de por medio, algo que las grandes empresas sí podrían hacer para mejorar su imagen de marca como corporaciones que apuestan por el medio ambiente.

Además también habría que analizar el incentivo, ya que las distancias que se pueden recorrer en bicicleta no son las mimas que las de la moto. En términos de transporte, una moto es como un coche, mientras que con una bicicleta a partir de los 10 kilómetros ya estamos hablando de una inversión de energía considerable y de problemas adicionales como la sudoración. Por eso mismo, los 0,25 euros por kilómetro puede ser excesivos para la moto.

Pero incluso con un incentivo menor, ir al trabajo en moto sale a cuenta si se compara con el coche, aunque siempre será más caro que coger el transporte público. La diferencia en el segundo caso puede ser de entre 30 y 50 euros al mes si no tenemos en cuenta la inversión inicial en moto y en el equipamiento

honda_scoopy

Honda Scoopy SH 125i desde 68€

yamaha t-max

Yamaha T-max desde 135€

kawasaki_z800

Kawasaki Z800 desde 94€

La clave está en el tiempo

Pero el verdadero factor diferenciador de la moto, el que hace que una persona se plantee cambiar su coche por las dos ruedas es el tiempo. Según el estudio “Inercias en los medios de Transporte” que elabora anualmente Nielsen, la moto es el sistema más eficiente para ir al trabajo. Tanto es así que un 91% de los españoles que usa motocicleta y un 97% de los que va en scooter apenas tardan 10 minutos en llegar a la oficina. Sólo un 88% de los ciclistas consiguen estos resultados.

Por el contrario, un 41% de los usuarios de coche tardan más de una hora en ir al trabajo por el propio trayecto y sobre todo, por los atascos.

Calcúlalo en “cero coma Calcular ahora

Incluso en transporte público es fácil que tardes más tiempo que cogiendo la moto, así que en este apartado la moto también sale ganando. Si seguimos la máxima de que tiempo es igual a dinero, podrías incluso cuantificar el ahorro real de usar la moto frente al resto de sistemas de transporte.

Para hacerlo sólo necesitas coger tu salario mensual, dividirlo por los 23 días laborales (aproximadamente) que tiene un mes y el resultado por las horas de tu jornada laboral. Así sabrás cuánto ganas en una hora y el ahorro potencial de usar la moto. Otra cosa es que después uses ese tiempo que has ganado en generar más ingresos o simplemente en disfrutar de la vida.

El efecto sobre el medio ambiente

Aumentar el número de motos en detrimento de los coches también serviría para reducir los índices de contaminación. Un estudio de Anesdor descubrió que para un mismo recorrido, las motos puede emitir un 50% menos de CO2, en parte porque el tiempo del recorrido se reduce entre un 50% y un 70% frente a los turismos.

Apostar por las motos serviría así para mejorar la circulación, reducir los atascos y conseguir ciudades más limpias.

¿Habría más personas dispuestas a coger la moto si le pagasen por ello? Posiblemente, pero no por personas que todavía no se hayan planteado coger la moto, sino por quienes lo tienen en mente pero todavía no han dado el paso. Si es tu caso, te animamos a que te unas a la comunidad motera, porque todos salimos ganando.

Eso sí, no te olvides del seguro.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *