Tres claves para determinar si tu seguro de moto es bueno o malo

Precio, coberturas y posibles extras, el trío de aspectos fundamentales para valorar cuán competitiva es una póliza

El tan deseado ‘bueno, bonito y barato’ que la mayoría de los consumidores, clientes o compradores de un determinado producto o servicio tiene en mente -siempre hay algún excéntrico para dar la nota, romper la estadística o tirar la casa por la venta de forma innecesaria- cuenta con un ‘hermano gemelo’ en el mundo de los seguros para motos. Es decir, que existen tres claves básicas que ayudan a determinar hasta qué punto una póliza es buena, no lo es tanto o, directamente, es una birria.

saber si tienes un buen seguro

Cómo valorar un seguro de moto

A pesar de que estos tres aspectos puedan parecer un tanto obvios, nunca está de más esquematizar cualquier cuestión para analizarla con rigor y poder así llegar a las conclusiones que nos interesan. A partir de ahí, apoyándonos en ellas, resultará más sencillo tomar una decisión: contratar o no una determinada póliza, seguir con ella en caso de que ya se haya suscrito o sondear al mercado para buscar una opción mejor.

De esta manera, en el caso de los seguros para motocicletas, tengan éstas las características que sean, hay un trío de elementos fundamentales que siempre hay que considerar: precio, coberturas y posibles servicios añadidos que unas compañías ofrecen y otras no, así como determinados usuarios de las dos ruedas demandan y a otros, simplemente no les interesan.

Compara tu seguro de moto en “cero coma” y ahorra Calcular ahora

Precio del seguro de moto

El dinero que se va a desembolsar o que ya se paga es siempre un aspecto primario. De hecho, a muchos tomadores de seguros ‘se les van los ojos’ hacia la cifra final que las compañías les presentan en los presupuestos. Por supuesto, todo lo que pueda ahorrarse, bienvenido sea. ¿Cómo?

Pues, sobre todo, gracias a la ingente información que ofrece Internet. “Busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo”, que rezaba el popular eslogan publicitario de una marca de detergentes en plena ebullición de la movida madrileña, mediados los 80. ¡Pues a comparar se ha dicho! En motopoliza.com tienes todos los seguros a un golpe de ratón.

Sin embargo, una determinada cantidad sin algo con que compararla sirve de poco. O lo que es lo mismo, hay que fijarse en la relación entre calidad y precio, entre lo que nos ofrecen y lo que vamos a pagar. Un seguro de moto barato puede ser barato y bueno o barato y malo dependiendo lo que tenga. Aquí puedes ver qué es lo mínimo que debes pedirle. Asimismo, debe hacerse una evaluación sosegada tanto de las necesidades del conductor (cada perfil es un mundo en función de edad, la experiencia, la frecuencia de uso del vehículo, etc.) como de las particularidades de la moto (cilindrada, estado de conservación, años de vida, etc.). En caso de dudas, en estos artículos puedes ver qué deberías pedirle a tu seguro según el tipo de moto:

¿Cuánto voy a usar la moto? ¿Quién la va a conducir? ¿Cuánto vale ahora mismo? ¿Cuánto estoy dispuesto a pagar por ganar en tranquilidad? ¿Tengo pensado viajar? Las preguntas son muchas y, en función de las respuestas, habrá que plantearse si un cierto precio vale la pena o no.

Por otra parte, aquello de que ‘lo barato sale caro’ puede ser una máxima útil para las motos de alta gama. Al final, en determinados casos, puede salir rentable desembolsar un poco más de dinero por tenerla a todo riesgo.

Coberturas de la póliza

En la comparación entre calidad y precio, obviamente, hay que fijarse en las coberturas que nos plantean. La responsabilidad civil obligatoria -que cubre los posibles daños humanos o materiales que un conductor pueda causar a terceros- debe estar siempre incluida, como su propio nombre indica. Circular sin ella, por supuesto, es ilegal.

A partir de ahí, las posibilidades son infinitas, aunque hay coberturas básicas, otras recomendables y, por último, las optativas. Las coberturas más habituales son la cobertura para el propio conductor y su vehículo -seguro a todo riesgo-, la asistencia en viaje, la indemnización por robo, la compensación por incendio o la oferta de un vehículo de sustitución. En este artículo te explicamos qué coberturas son las más importantes.

coberturas obligatorias basicas e-interesantes en un seguro barato

En este punto vuelve a aparecer tanto el análisis de las propias necesidades como las ventajas que ofrecen los comparadores en Internet.

Los extras del seguro

En último lugar, cabe considerar otros servicios, que, como ya se ha apuntado, pueden resultar imprescindibles para unos tomadores de seguro e inútiles para otros. Uno de los más habituales, que puede resultar práctico en función del perfil de riesgo que presenta cada cual, es la gestión de recursos de multas.

Teniendo siempre en cuenta estas tres claves, ahora ya sólo te queda encender el ordenador, acceder a Internet y ponerte a comparar. Recuerda, para encontrar el seguro bueno, bonito y barato, fíjate en el precio, las coberturas y los extras.

Entradas relacionadas

Últimos Artículos

  • Qué hacer si te han subido el seguro

    Ante una subida del seguro se puede buscar negociar, cambiar de póliza o reclamar. “¿Por qué a mí, si no he dado ningún parte?” Así de simple y directo es uno de los anuncios más repetidos del sector asegurador. A todo el mundo le pueden subir el precio del seguro de moto al renovar–aquí te […]

  • motos para ciudad

    Las mejores motos para circular por ciudad

    Descubre las características más apropiadas con las que debe de contar una motocicleta para la ciudad. La moto es la mejor solución para muchas de las personas que viven y conducen en la ciudad. Ante los atascos, los problemas de aparcamiento en coche y la pérdida de tiempo y dinero (mayor gasto en combustible y […]

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *