Pilotar con escayola ¿Se puede?

Pilotar con escayola ¿Se puede?

¿Puedes coger la moto estando escayolado? Por poder seguro que podrías hacerlo físicamente pero eso no quiere decir que puedas legalmente. Y es que la legislación tiende a ser bastante más restrictiva que tus habilidades reales y todavía más con las que crees que tienes.

Si tienes una escayola en el brazo no podrás coger la moto, pero tampoco si es tu pie el que está escayolado. El motivo es que en esas condiciones no estarías en disposición de tener el control de tu moto y el artículo 17 del Reglamento General de Circulación es cristalino al respecto: “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.

Pilotar la moto con escayola

El artículo 18 del reglamento aclara un poco más la cuestión al asegurar que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

A estos efectos, tener la mano escayolada e incluso la pierna supone una merma en la capacidad de movimiento. Así lo entenderán las autoridades si te paran y ven que estás pilotando escayolado o con un fuerte vendaje, por ejemplo. Sólo si cuentas con un certificado médico que asegure que tu movilidad te permite controlar la moto evitarías la multa.

La sanción por coger la moto con escayola será de entre 150 y 300 euros y podría incluso implicar la retirada de puntos. En concreto, por este tipo de multa podrías perder entre tres y seis puntos dependiendo de la gravedad de la situación.

Aquí puedes ver otras multas curiosas que no sabías que te podían poner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *