La DGT pone el foco en los motoristas

La DGT pone el foco en los motoristas

Siete medidas con un presupuesto de 7,2 millones

La Dirección General de Tráfico (DGT) quiere reducir la siniestralidad y centrará sus esfuerzos en las carreteas convencionales, que son las que registran el 81% de los accidentes mortales. El otro foco estará puesto en los motoristas, que según las estadísticas del organismo sumaron 49 fallecidos más en 2015 y las furgonetas.

La DGT intensificará la vigilancia en las vías donde la accidentalidad de los motoristas es más elevada con controles integrales a los pilotos. Estas verificaciones pasarán por los clásicos controles de alcoholemia pero sobre todo por comprobar si cuentan con la ITV en regla. Y es que en los últimos meses un 9% de las motos accidentadas había superado la Inspección Técnica de Vehículos. Este porcentaje aumenta hasta el 15% cuando se trata de motos de más de 20 años.

moto-circulacion

Estas no son las únicas medidas que adoptará la DGT, que maneja un presupuesto de 7,2 millones de euros para este nuevo operativo. Además, el organismo ha adelantado que instalará 3.000 kilómetros de bandas sonoras en tramos calificados como peligrosos para reducir las salidas de vía y los coches frontales.

A esto hay que añadir la creación de unos 1.000 kilómetros de vías continuas que sustituirán a las discontínuas para evitar adelantamientos en zonas peligrosas y la instalación de sistemas de señalización dinámica en 40 cruces peligroso. Este sistema indica de antemano al conductor cuándo debe reducir la velocidad por haber otro vehículo esperando para cruzar.

Del mismo modo se instalarán señales de peligro de peatones tipo P-20, que incluyen 3 balizas luminosas en sus esquinas y cuentan con un botón que el peatón puede pulsar para avisar que van a cruzar. Por último, los helicópteros de la DGT pondrán especial atención en los conductores que no respetan la distancia de seguridad con vuelos a baja altura.

Los guardarraíles, al Congreso

LogorrailLa batería de medidas de la DGT sigue sin atender una de las reclamaciones más antiguas del colectivo motero: los guardarraíles. De hecho, no figuran cosas tan básicas como instalar los nuevos guardarraíles SPM o mejoras en el asfalto. Eso no quiere decir que no se estén produciendo avances. Tanto es así que la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso ha solicitado al Ejecutivo un estudio de toda su red de carreteras para localizar los puntos negros y sustituir los guardarraíles actuales.

El informe de la Comisión propone sustituir de manera gradual los actuales guardarraíles por los SPM o Sistemas de Protección al Motorista, que estiman que servirían para reducir la mortalidad de este colectivo. Actualmente los guardarraíles están detrás de un 15% de las muerte de motoristas en carretera.

Fuentes: Formulamoto.es y Moto1Pro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *