Accidente bajo los efectos del alcohol ¿Me cubre el seguro?

Si bebes, no conduzcas

Alcohol y carretera no son buenos compañeros, y mucho menos en la moto, donde el equilibrio es una parte fundamental del pilotaje. ¿Qué ocurre en caso de accidente bajo los efectos del alcohol? ¿Te cubrirá el seguro?

alcohol-moto

Beber aumenta las probabilidades de sufrir un siniestro en la carretera. Según los datos de la DGT el alcohol está implicado entre un 30% y un 40% de los accidentes mortales. Y sin embargo, todos los años se siguen produciendo casos de conductores que condicen con un índice de alcoholemia por encima del legal.

Ahora mismo la ley permite una tasa máxima de 0,5 gramos de alcohol por litro en sante  o de 0,25 miligramos por litro en aire expirado. Si eres conductor novel, estos límites bajan a 0,3 gramos por litro en sangre y 0,15 miligramos por litro en sangre durante los primeros dos años tras obtener el carnet.

Calcula tu seguro de moto y ahorra Calcular ahora

¿Qué pasa si te pasas?

Si superas los límites de alcohol al volante lo primero que te expones es a una fuerte multa, retirada de puntos del carnet o del carnet e incluso la cárcel en determinados casos. 

Si además no sólo te para la Policía, sino que si además te ves envuelto en un accidente bajo los efectos del alcohol, la cosa puede ser peor. En estos casos lo primero que suelen preguntarse es me cubre el seguro en caso de un siniestro en el que supero el límite de alcoholemia? ¿Cómo hay que actuar en esos casos?

Para empezar, la forma de actuar no debe ser diferente a la de cualquier otro siniestro, sólo que en este caso seguramente la otra parte pida la presencia de la Policía para el atestado. En cualquier caso, será necesario avisar a la aseguradora en un plazo de siete días tras el siniestro.

A partir de ahí, comenzarán los trámites. Lo primero que debes saber es que, salvo que tu póliza indique lo contrario, tu seguro se hará cargo de los daños materiales y personales que hayas producido a terceras personas y los tuyos propios si tienes contratada esta coberturaPor eso mismo es importante que repases lo que dice tu póliza, que al final será la que ‘mande’.

Sin embargo, esto no quiere decir que no tengas que pagar. Y es que la compañía aseguradora puede después reclamarte el dinero de la indemnización en caso de accidente bajo los efectos del alcohol al entender que has incumplido los términos del acuerdo que marca la póliza -de nuevo, tu contrato determina tu nivel de cobertura-. Esto es lo que se conoce como facultad de repetición de las aseguradoras que según el artículo artículo 10 del Texto refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro, según el cual:

El asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización, podrá repetir:

    a) Contra el conductor, el propietario del vehículo causante y el asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

b) Contra el tercero responsable de los daños.

    c) Contra el tomador del seguro o asegurado por causas previstas en la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, y, conforme a lo previsto en el contrato, en el caso de conducción del vehículo por quien carezca del permiso de conducir.
    d) En cualquier otro supuesto en que también pudiera proceder tal repetición con arreglo a las leyes. La acción de repetición del asegurador prescribe por el transcurso del plazo de un año, contado a partir de la fecha en que hizo el pago al perjudicado.

 

En este punto lo que te interesa es el primero de los apartados, que trata precisamente la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. En él se reconoce precisamente este derecho de repetición, por el cual la aseguradora te pedirá que hagas frente a la indemnización que ella ha tenido que adelantar.

¿Y si eres tú el afectado?

Si no eres tú quien ha sido causante del accidente y sí parte afectada, no debes preocuparte por la indemnización. Tu aseguradora se hará cargo en caso de que sólo haya daños materiales y después saldará cuentas con la aseguradora contraria. Por el contrario, si hay daños personales -lesiones físicas o psicológicas derivadas del accidente- será directamente tu aseguradora quien se haga cargo de las facturas.

Lo importante para ti es que no debes preocuparte de la indemnización por el hecho de que el otro conductor diese positivo en el alcohol. El seguro obligatorio cubre la responsabilidad civil de todos los pilotos de forma que siempre harán frente a los daños que produzcan a terceras personas -tú, en este caso-. Cómo se arreglen después la aseguradora y su asegurado será cosa suya -en el anterior punto ya habrás podido ver qué ocurre en estos supuestos-.

Dónde están los límites

Lo ideal es que no bebas si vas a coger la moto, pero si tienes vas a hacerlo, es importante que por lo menos conozcas los límites de lo que puedes consumir antes de dar positivo en un control de alcoholemia. 

La Dirección General de Tráfico dispone de una tabla con lo que puedes beber.

tasa-de-alcholemia-segun-el-tipo-de-bebida

Con estos datos más claros, ya sabes qué puedes y qué no puedes tomar con tus amigos si quieres no quieres dar positivo y asumir el riesgo de sufrir un accidente bajo los efectos del alcohol.

multas y sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol