¿Qué pasa si tienes un siniestro y un recibo del seguro sin pagar?

¿Te cubre la aseguradora?

Nadie quiere ponerse en el peor de los casos, pero en ocasiones es mejor prevenir.  Lo normal es contratar un seguro, pagar la prima y disfrutar de las coberturas que hemos elegido. Sin embargo, se pueden dar diferentes circunstancias que hagan que dejemos de pagar el seguro de moto, desde un desacuerdo con la compañía hasta problemas económicos ¿Qué ocurre entonces cuando dejas el seguro sin pagar?

Seguro con pagos pendientes y siniestros. Seguro sin pagar

 

 

De forma muy resumida, si no pagas la compañía puede cancelar la póliza pasado un tiempo y si lo hace, estarás circulando sin el seguro obligatorio. Al hacerlo te expones a una sanción de 1.250 euros y el depósito del vehículo por parte de los agentes de tráfico con los gastos que esto supone. Además, aunque en principio será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se hará cargo de la indemnización por daños materiales y personales, podría después reclamarte esos costes.

Seguros anuales, no mensuales

Antes de hablar de las consecuencias legales del impago del seguro de moto, sobre todo si tienes un accidente, hay que aclara una cuestión. Salvo excepciones, los seguros de moto tienen carácter anual independientemente de la forma de pago. Es decir, al contratar un seguro lo haces para un periodo de doce meses sin importar la periodicidad de pago.

En este punto puede que te estés preguntando por qué pagas mes a mes algo que tienen carácter anual. La respuesta es sencilla: las aseguradoras facilitan a los clientes el pago del seguro dividiendo el coste en mensualidades. Por un lado se trata de un servicio al asegurado -siempre es más fácil pagar mes a mes- y por otra una táctica comercial. El coste mensual de un seguro siempre parecerá más asequible que el annual. Y sino, piensa cuál de estas cantidades te da más vértigo, 1.200 euros al año o unos cómodos 100 euros al mes.

Al ser un servicio anual, lo que el cliente tiene que pagar es el total de la prima, no las mensualidades que desee.

 ¿Y si dejo el seguro sin pagar?

La mayoría de aseguradoras establece un mes de plazo para hacer frente al recibo del seguro. Pasado este tiempo suelen suspender la póliza de inmediato hasta que el asegurado se pone al día en sus pagos. A efectos prácticos esto quiere decir que estarías circulando sin seguro, con todo lo que eso implica.

Ten en cuenta que un seguro es un contrato por el cual la compañía aseguradora se compromete a asumir un riesgo y cubrir una serie de contingencias y el asegurado a cumplir con su parte que básicamente consiste en pagar la póliza. En este sentido, las aseguradora podría dejar de reconocer cualquier cobertura del seguro, incluidas las más básicas. Dicho de otra forma, si tienes un siniestro, no estarás cubierto por tu seguro si la aseguradora ya ha cancelado la póliza.

Si todavía no está cancelado el seguro, la aseguradora se hará cargo de los gastos derivados del siniestro,  aunque te exigirá el pago inmediato de las cantidades pendientes.

Desde un punto de vista administrativo, la aseguradora dispone de seis meses desde el impago para reclamar el dinero que se le adeuda por la vía judicial y si no hace ninguna reclamación el contrato se puede dar por finalizado automáticamente. Eso sí, esto no quiere decir que se deje de deber dinero. La deuda seguriá existiendo hasta su cobro.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora

Cuándo se activa al pagar

Lo más habitual es que estas cuestiones se resuelvan de forma amistosa porque en la mayoría de casos se trata de malos entendidos y descuidos. Una vez procedas al pago de los recibos pendientes, tu seguro quedará reactivado en un plazo máximo de 24 horas.

Cuando el otro coche no tiene seguro

Hasta ahora hemos hablado de tu seguro y de tu moto pero ¿Y si no eres tú quien ha dejado de pagar o circula sin seguro sino el otro coche? En este caso la cosa cambia radicalmente y no tendrás que preocuparte por las sanciones -serán cosa del otro conductor- pero sí de cobrar si no eres el culpable. La duda más habitual es ¿Quien se hace cargo de los daños? La respuesta es fácil, el Consorcio de Compensación de Seguros se hace cargo de los daños materiales y personales causados por los vehículos de matrícula española que circulen sin seguro. 

Esta es la forma de asegurar que el perjudicado, quien circulaba de forma correcta y no causó el accidente, siempre estará asegurado aunque la otra persona no cumpla con su parte y carezca del seguro obligatorio.