El parte amistoso de accidente

Cómo rellenarlo y por qué usarlo

En caso de siniestro el parte amistoso de accidentes es tu principal baza para solventar rápidamente el trámite con el seguro. Con sus limitaciones, si tienes un accidente sin daños personales y sin más de dos vehículos involucrados, agilizará los plazos de tramitación con tu aseguradora.

Cuanto tienes un accidente de moto lo primero es comprobar que estás bien, que la otra parte también lo está -si es un coche posiblemente así sea-, después es importante apartar los vehículos de la calzada y a partir de ahí empezar a pensar en cómo solventar el siniestro en términos del seguro. La declaración amistosa de accidente es la forma más rápida de enfrentarte al siniestro para comunicarlo después al seguro.

Parte Europeo de Declaración de Accidentes

Qué es el parte amistoso

El parte amistoso de accidentes nace en 1998 con la entrada en vigor del Convenio de Indemnización Directa (CIDE) y surgió como fórmula para que las aseguradoras dadas de alta en este convenio pudiesen agilizar los trámites para el pago de las indemnizaciones y el arreglo de los vehículos.

La declaración amistosa de accidentes es común para todas las compañías adscritas a CIDE y se puede utilizar también en el resto de Europa, ya que se trata de un modelo homologado -de hecho, su nombre es “Parte Europeo de Accidente”-. Si tienes un siniestro, no encontrarás una forma más sencilla de informar al seguro. Además, con este formato todo el proceso de reclamación será más rápido.

Cuándo se puede usar el parte amistoso

Aún siendo una herramienta muy útil, existen restricciones a la hora de usar el parte amistoso de accidente. Hay siniestros que, por su naturaleza, necesitarán la intervención de las autoridades para que levanten atestado, como cuando hay heridos graves. En el caso del parte, hay tres supuestos en los que no tendrá validez, por más que quieras rellenarlo.

  • Cuando hay daños personales. En la línea anterior, no se puede usar el parte amistoso cuando hay daños personales, es decir, cuando ha habido algún herido. Y es que este documento se limita a los daños materiales, lo que sufren las cosas y en este caso la moto o el coche. Si hay daños físicos y dependiendo de la gravedad de las heridas, será necesario llamar a la policía y a los servicios médicos.
  • Cuando no hay acuerdo entre las partes. El propio nombre lo dice, este parte es “amistoso”. Si no hay acuerdo con el otro vehículo sobre quien tiene la culpa o sobre lo sucedido, difícilmente se podrá firmar un documento conjunto. Si esto ocurre, será mejor avisar a la Policía o la Guardia Civil para que realice un atestado de accidente y también que busques testigos del siniestro. Aquí te contamos a quien suele creer la aseguradora en estos casos.
  • Cuando hay más de dos coches involucrados. Este parte no está diseñado para que lo firmen más de dos conductores -más abajo puedes ver cómo es para que lo entiendas mejor-. Si te ves involucrado en un accidente múltiple o en cadena, de nuevo habrá que recurrir a las autoridades para que levanten atestado de tráfico.

Cómo se rellena

Ahora que ya sabes cuándo puedes utilizar el parte amistoso llega el momento de que descubras cómo se rellena, qué significa cada apartado. Pero antes una cosa que debes tener siempre en mente los dos conductores debéis firmar el parte para que sea válido.

El parte cuenta con varios apartados, aunque hay una información mínima que debes incluir y que es la siguiente:

  • Fecha del accidente.
  • Lugar.
  • Matrícula de los coches implicados.
  • Circunstancias del accidente, mediante las casillas situadas en la parte central del parte, numeradas y en las que se explican las posibles causas del golpe, en cada caso.
  • Croquis del accidente.
  • La firma de ambos conductores.

Este es el mínimo, pero cuantos más datos facilites, más rápida será la tramitación del siniestro. El modelo de parte amistoso es el siguiente:

Como rellenar el parte amistoso de accidentes

El apartado superior de la declaración amistosa de accidente es que sirve para dar los datos básicos del accidente con el lugar, fecha y hora, si hay o no heridos (en caso afirmativo la aseguradora desestimará el parte), si hay o no daños materiales y los datos de contacto de los testigos, en caso de haberlos.

La siguiente parte a rellenar serán los datos de los vehículos afectados, que figuran a ambos lados del documento. La información que te piden la podrás encontrar en los papeles del coche, donde podrás ver la marca, modelo y otros datos identificativos de tu coche, mientras que los datos de la póliza deberías tenerlos entre tu documentación, aunque siempre podrás consultarlo llamando a la compañía. También, tendrás que indicar la persona que conducía, tanto si es como si no es el tomador de la póliza.

Además, habrá que dibujar o señalar, mejor dicho, el lugar en el que recibió el impacto tu moto y desarrollar los daños que observas. No te preocupes, no se espera que seas un mecánico capaz de descubrir daños en el motor, de eso se encargarán en el taller con el perito. Bastará con que indiques lo que ves como “desperfectos en el carenado lateral derecho”, por ejemplo.

El apartado 12 circunstancias (cuando serás culpable)

Y llegamos a la parte central, la referida a las Circunstancias y que figura como el apartado 12. Este punto es clave para las aseguradoras, porque es el que les va a servir para decidir quien es el culpable. Se compone de varios apartados que resumen diferentes circunstancias y debes señalar todas las que se cumplan para el accidente. En la parte inferior deberás indicar el número de apartados que has marcado para cada vehículo.

Las aseguradoras cuentan con una tabla para interpretar estas cruces que se aplican en el convenio CICOS. Es la siguiente:

Tabla del Convenio CIDE de culpabilidad de accidentes

Por último, tendrás que hacer un croquis del accidente visto desde arriba e indicando cuál es el vehículo A y el B. Si tienes una Yamaha ZR 600 no hace falta que dibujes un fiel reflejo, sólo algo que parezca en tamaño una moto, que ponga encima si es el vehículo A o el B y se vea claramente por donde circulaba.

Rellena todo en mayúsculas para que sea más fácil de leer y entender y no tardes en enviárselo a la aseguradora. Los siniestros también caducan y sólo dispones de siete días para comunicarlos.

Eso sí, recuerda que el convenio CICOS sólo se aplica cuando las dos aseguradoras involucradas en el accidente están dadas de alta y cuando el parte está debidamente cumplimentado. En caso contrario, el proceso seguirá el cauce de cualquier otro siniestro ordinario, sin la ventaja propia de haber rellenado la declaración de accidente.

declaracion_amistosa_de_accidente

Pincha en la imagen para hacerla más grande

Dudas habituales sobre el parte amistoso

Una cosa es saber cómo rellenar el parte amistoso y otra bien diferente que se puedan cometer errores y surgir dudas. Estas son las más comunes

  • El parte está mal rellenado. En ese caso no tendrá validez y será como si no se hubiese firmado.
  • El aparte no está firmado. Si el parte no está firmado es como si no existiese, no tiene validez. Si una de las partes no firma significa que no ha dado su visto bueno y por lo tanto no se podrá aplicar lo marcado en el convenio.
  • Si firmo ¿asumo la culpa? Ya has visto la tabla de culpabilidad de las aseguradoras, pero no está de más recordar que son las aseguradoras las que se encargan de determinar quien es el culpable y que ambos conductores deben firmar la declaración para que tenga validez.
  • ¿Qué hacer si la otra persona no quiere firmar? Si no hay acuerdo y la otra parte implicada no firma, lo ideal es llamar a la Policía para que levante un atestado y certifique qué ha ocurrido y en qué circunstancias.

Después de firmar: Cuál es el procedimiento

Una vez firmada la declaración amistosa de accidentes hay que enviársela a la aseguradora o a Motopoliza.com si estás asegurado con nosotros para que se la remitamos al seguro en un plazo máximo de siete días. Si después quieres presentar demanda ante la Policía, dispones de seis meses para hacerlo.

Una vez entregues el parte a tu aseguradora, ésta la comunicará al sistema CICOS si es la parte “inocente” y sino, esperará a que ésta haga su trabajo. La compañía culpable deberá aceptar el parte o, en su defecto, no dar comunicación en un plazo de 72 horas o tres días. Si la compañía culpable no acepta el parte, deberá comunicarlo, aunque según el convenio sólo podrá rechazarlo en caso de que el vehículo no esté asegurado con ellos, pero lo normal es que lo haga.

Tras repartirse y aceptar la culpabilidad, cada compañía se encargará de cubrir los daños de su propio asegurado. La traducción práctica es que en un plazo de entre tres y siete días tendrás tu moto reparada. Sin el parte el plazo puede ser de hasta 25 días. Eso sí, siempre que no seas tú el culpable. En este último caso el seguro sólo te arreglará la moto si incluye daños propios, lo que se conoce como un “todo riesgo”.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora