Siniestro con versiones contradictorias: a quien creerá la aseguradora

El atestado será la referencia

Cuando hay un siniestro con versiones contradictorias la aseguradora tratará de averiguar qué ha sucedido y tiene su orden de preferencia en cuanto a quien creerá y a quien no. ¿Sabes cuál es?

Convenio CIDE y Convenio ASCIDE

La mayoría de accidentes terminan resolviéndose con una Declaración Amistosa de Accidente que ambas partes firman –aquí puedes ver cómo hacerlo-. La ventaja del parte amistoso de accidentes es que precisamente por firmarlo las dos personas implicadas, ofrece una misma versión de los hechos, no hay posibilidad de otras interpretaciones.  De hecho, esta es la fórmula más sencilla de solventar el trámite en caso de accidente y también la más rápida.

Sin embargo y por desgracia, las cosas no siempre son tan sencillas. Puede darse el caso de que las dos partes implicadas no se pongan de acuerdo o interpreten de forma diferente lo ocurrido. Si, por ejemplo, el accidente ha sido por un adelantamiento indebido, invasión de carril o cualquier otro supuesto similar, cada una de las partes puede culpar a la otra y así será complicado llegar a un entente. Y es que lamentablemente en la carretera sigue siendo muy fácil culpar a la otra persona de lo ocurrido y más cuando se trata de una moto,  ¿Qué hacer entonces?

Qué hacer en un siniestro con versiones contradictorias

Lo primero que debes tener claro es que la decisión final dependerá de la aseguradora. Cuando tú dices una cosa y el contrario otra,  la aseguradora queda en medio y con un papel difícil de resolver. Como es lógico, tu aseguradora siempre te creerá en primera instancia. Es decir, apoyará tu versión, aunque también tratará de verificarla.

De hecho,  su primera tarea en caso de siniestro con versiones contradictorias será cerciorarse de que su documentación recoge de forma fiel tu interpretación de lo que sucedió. De esta forma, empezaría su trabajo trasladando a la aseguradora del contrario -la otra persona implicada- tu versión para enfrentar los hechos. Y es que lógicamente, la aseguradora del contrario hará lo propio y ofrecerá su visión.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma” y ahorra Calcular ahora

Si no hay daños personales

Llegado este punto, si no se han producido daños personales y si las aseguradoras están adscritas a convenio, se activará lo que disponga CICOS o el convenio que manejen ambas. Recuerda que las aseguradoras trabajan con convenios para agilizar los trámites, papeleo y plazos de pago de las indemnizaciones y que el de CICOS es el más habitual. Esto también sirve para que todas las aseguradoras jueguen bajo las mismas normas -más allá de las estrictamente legales-.

Cuando hay un siniestro con versiones contradictorias y existen disparidad de criterios, las aseguradoras siguen un orden de fuentes de información. Dicho de otra forma, hay personas y organismos que tienen más credibilidad que otros. Este es el listado por el que se guían:

  • Atestado.
  • Verificación ocular
  • Testigos reconocidos por ambas partes
  • Principios re responsabilidad establecidos en el CIDE
  • Normas subsidiarias
  • Judicialmente

 ¿Y si no hay convenio? En este caso la cosa es algo más complicada, pero si existe un atestado de por medio éste seguirá siendo el que en principio marque el culpable. Precisamente por eso es tan importante llamar a la Policía para que dé parte del siniestro y pueda verificar lo ocurrido.

Si pese a todo sigues sin estar de acuerdo, siempre te quedará la alternativa legal, la de ir a juicio. En estos casos será el juez quien decida y aunque nunca se puede generalizar, si no obtienen pruebas concluyentes de culpabilidad la justicia suele determinar que cada afectado se haga cargo de sus propios daños.

Un seguro con una buena cobertura de defensa jurídica puede ayudarte en estos casos. ¿Quieres saber cuánto te costará? Calcularlo no te llevará más de 60 segundos.