Gastos de comprar una moto de segunda mano

No sólo pagarás la moto, el Estado también quiere lo suyo

Cuando piensas en comprar tu moto de segunda mano seguro que tiendes a centrarte en su precio. ¡Error! Sólo conseguir toda la documentación que necesitarás para cerrar la operación ya te costará algo de dinero, a lo que hay que sumar los impuestos y tasas que el Estado querrá llevarse.

Gastos en la compra venta de motos de segunda mano

Los gastos de comprar una moto de segunda mano

Sólo por comprar la moto tendrás que pagar impuestos y tasas a Hacienda y al Ayuntamiento. El primero es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales al que deberás sumar las tasas por cambio de titularidad

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Se paga a Hacienda, pero su gestión depende de la cada Comunidad Autónoma. La cuantía concreta se calcula como un porcentaje del valor del vehículo que oscila entre el 4% y el 5%. Eso sí, el precio del coche no será el que tú establezcas, sino el que determinen las tablas GANVAN que cada año publica el Ministerio de Hacienda. ¿Tienes dudas? Aquí te ayudamos a calcular lo que pagarás de ITP.

Tasa por cambio de titularidad

Poner la moto a tu nombre también tiene coste. En este caso habrá que acudir a la Jefatura de Tráfico de la región donde compremos la moto para hacer el cambio y abonar cerca de 50 € por el trámite y 27 € para los ciclomotores.

Es importante hacer este trámite porque

Aquí te explicamos cómo proceder al cambio de titularidad de la moto.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma” y ahorra Calcular ahora

 

Comprobar el estado de la moto y posibles multas

Si vas a comprar una moto de segunda mano debes asegurarte que no llega con sorpresa y que está libre de cargas. Puedes comprobar que la moto no es robada y que no acumula multas con a través del informe del vehículo. Puedes llevar a cabo el trámite en cualquier Jefatura de Policía con sólo pagar los 8 € que cuesta esta tasa o a través de la página web de la DGT, abonando esta cantidad con tu tarjeta de crédito tal y como explicamos aquí.

¿Y la mecánica? Es importante asegurarte la calidad de la máquina que compras pero hacerlo también te costará dinero. El coste de someter la moto a una revisión dependerá de si conoces o no un taller de confianza y de la comunidad en la que vivas. Otra opción es trasladar este gasto de comprar la moto de segunda mano al vendedor. La forma de hacerlo es a través del contrato de compra-venta de la moto usada.

Un buen contrato de compra-venta incluirá un apartado o anexo donde se detalle el estado de la moto. Lo que en él figure servirá para acreditar que la moto está bien ante posibles reclamaciones e incluso como garantía. Recuerda que lo más normal al comprar una moto de segunda mano es incluir un mínimo de seis meses de garantía en caso de averías.

Pasar la ITV

Si has optado por comprar una moto que no tenga la ITV pasada deberás llevarla a que supere esta prueba, lo que aumentará los gastos de la compra de la moto. El coste de pasar la ITV varía en función de cada comunidad autónoma, aunque la media nacional se sitúa en torno a los 25 €. A esto tendrás que sumar los posibles arreglos en caso de no superar la prueba.

El nuevo seguro de moto

Estrictamente no forma parte de los gastos de compra de la moto segunda mano. Sin embargo, el seguro de moto es obligatorio para poder circular con ella. En este enlace puede ver las coberturas mínimas que deberías exigir a tu póliza para estar mínimamente cubierto.

¿El precio? Aquí puedes calcular el tuyo en menos de 60 segundos.

¿Lo tienes ya claro? Pues ahora sólo deberías añadir estos costes adicionales al precio de la moto de segunda mano para no salirte de tu presupuesto.

Entradas relacionadas

Últimos Artículos

  • pilotar una moto por el monte y campo

    Sanciones por pilotar en moto por el monte

    Circular fuera de la Red Nacional de Carreteras, que se considera falta leve, puede conllevar multas de entre 100 y 1.000 euros. La circulación off road es posible en función del tipo de vehículo a dos ruedas que se lleve (convencional, enduro, trial o de cross). De esta manera, las motos ordinarias, las del primer […]

  • Cómo salir del concesionario con la moto asegurada

    Para poder salir del concesionario con la moto debes tener también el seguro en vigor. Lo que más deseas en el mundo nada más firmar los papeles de tu nueva moto es poder sacarla del concesionario para poder rodar un poco, aunque sólo sea para llegar a casa y enseñársela a los vecinos o a […]