Equipamiento para moto: casco, mono… ¿qué ropa hay que llevar?

Tu equipo depende del uso que le des a la moto

casco de moto

Existe una gran variedad de ropa para motorista, así que conviene saber qué complementos para motorista son los que nos convienen, incluyendo qué casco elegir entre la enorme gama de cascos. Ya sean cascos de moto baratos o caros, hay que elegir el adecuado.

Ten en cuenta que hay varios factores a tener en cuenta: la comodidad, la efectividad, la seguridad, el precio

El equipamiento del motociclista se debe ajustar a sus actividades. No necesitarás la misma ropa para ir con el scooter al barrio de al lado que para correr por un circuito, por decir dos casos.

La equipación del motociclista se puede diferenciar en cuatro grandes ámbitos: DEPORTE, CIUDAD, CAMPO y TURISMO.

DEPORTE/VELOCIDAD

deporte de moto

La ropa para motoristas dedicados a la práctica deportiva es quizá la más específica y reconocible. Los deportistas necesitan toda la protección posible, lo más parecido a “armaduras” preparadas para las caídas y los rozamientos con el suelo. La ropa de deporte suele consistir en monos de una pieza y bastante incómodos para usar en la calle, y mucho más para bajarte de la moto a estirar las piernas o comer algo.

Generalmente fabricados en piel (los más sofisticados, de canguro), los monos deportivos disponen de zonas de piel de ventilación, protecciones interiores y exteriores e incluso refuerzos de tejido resistente como el kevlar o la fibra de carbono. Las chepas aerodinámicas también son muy distintivas de este tipo de equipamiento para motociclistas entregados al deporte.

Coderas, rodilleras, guantes, botas y las imprescindibles espalderas van especialmente reforzados con carbono o kevlar, y también se comienzan a utilizar otros elementos como los protectores cervicales e incluso airbag.

El objetivo de esta equipación es ofrecer la mínima resistencia aerodinámica, alto nivel de protección, y comodidad en posturas muy “tiradas” encima de la moto, incluso obligando al usuario a adoptar una postura racing al manillar.

CIUDAD

en moto por la ciudad

Moverse en moto por la ciudad exige un equipamiento más ligero, pero eso no quiere decir que no te tengas que proteger. No es cuestión de ir por ahí en pantalones cortos o con minifalda. No necesitas un mono completo ni protección tipo RoboCop, pero sí es necesario llevar cazadora y pantalones.

Si en el verano te parece mucho agobio llevar tanta ropa, venden modelos perforados que permiten más refrigeración.

Los guantes y las botas también son importantes. Puedes elegir botas de caña corta, pero no te recomendamos que lleves zapatillas ni calzado corriente, así que asegúrate de que las botas cuentan con elementos reflectantes, rigidez en las protecciones de la puntera y el tobillo y refuerzo del cambio.

En ciudad no hay problema en llevar cascos abiertos tipo jet, porque no te vas a estar tragando mosquitos, si bien recuerda que este tipo de cascos ofrecen menos protección en la zona de la mandíbula. Los cascos abatibles también son una opción válida, pero asegúrate de que cuentan con mecanismos de apertura bien manipulables, suelen ser más pesados, y en carretera, hacen más ruido.

CAMPO

enduro

La clave para moverse en el campo es la agilidad. Por lo tanto, el equipamiento para motorista si quieres salir a “ensuciar la moto” ha de ser ligero. El casco, además de pesar poco, debe llevar –a modo de complemento, no incluida en la estructura del casco-, una visera para proteger del sol. Mejor que no lleve pantalla, ya que se puede llenar de barro por fuera y de sudor y vaho por dentro, así que son más cómodas una gafas protectoras, las puedes encontrar a partír de 2€, y se colocan de forma externa a la calota del casco.

Los guantes han de ser cómodos y flexibles, con protección moderada en el dorso de los dedos y gran agarre en los puños del manillar.

Botas con muy buena protección pero con sensibilidad en las suelas y flexibilidad en los tobillos, y es que los pies se utilizan mucho más con el suelo que en otras actividades moteras. No descuides el mantenimiento de las botas, ya que sufrirán mucho desgaste.

Si vas a hacer enduro, generalmente los pantalones van por fuera de la bota y puedes llevar chaquetas ligeras (incluso convertibles a chaleco), pero con mucha protección en las articulaciones. Existen rodilleras y coderas cuyos diseños incluyen una extensión que protege las espinillas y el antebrazo, óptimos para ahorrarse daños.

Los más extremos, o con lesiones en rodilla, pueden llevar bajo los pantalones rodilleras articuladas del estilo MxPod, Asterisk, con un alto coste (hasta 500 euros por rodillera).

TURISMO

viaje

Para viajar en carretera hay que pertrecharse de una manera más segura. La carretera puede ser un medio inhóspito para el motociclista, si bien no requiere la protección especial del motero de competición.

La ropa para carretera suele constar de dos piezas, más cómoda que el mono en las paradas para descansar o repostar, sí, pero la chaqueta y los pantalones serán más pesados que los de ciudad, para proteger de las caídas y las inclemencias del tiempo. Si bien el look es importante, la inclusión de materiales reflectantes es muy importante respecto a la seguridad.

Además del casco integral, los guantes y las botas reforzadas, si vas a viajar en grupo quizá te interese que tu casco incorpore un intercomunicador, ideal por si vas a viajar en grupo –para hablar con tus colegas sin perderle el ojo a la carretera o para contestar a llamadas telefónicas-.

A diferencia de los monos deportivos, pueden tener cómodos bolsillos donde llevar unas monedas para el peaje o documentación.

Recuerda que, sea cual sea el equipamiento que elijas, puedes asegurarlo con Motopoliza.com. ¡Cuidamos de todos los moteros y también de sus cosas!

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora