De Vuelta de Vacaciones

Paciencia y precaución

De vuelta de vacacionesSe acabó lo que se daba, pero no hay que deprimirse: si se han acabado las vacaciones, es porque las has tenido. Ahora toca coger la moto para volver a casa, de vuelta de vacaciones, pero no lo hagas al tuntún:

  • Revisa la moto: Neumáticos, líquido de freno, nivel de aceite… lo básico que ya conoces. Lo puedes hacer por tu cuenta, sin echar mano de taller. No descuides el equipaje, asegúrate de que vaya bien anclado y no haya ningún bulto suelto.
  • Equípate: Casco, guantes, botas, chaqueta y pantalón (o mono) siempre te tienen que acompañar en los viajes largos.
  • Planifica el viaje: Ten claro por dónde vas a ir, planificando un itinerario (o varios alternativos). Perderse a propósito en vacaciones es estupendo y relajante. Hacerlo cuando ya notas la presión de “tener que llegar a tal hora” puede provocar un nerviosismo no recomendable para circular seguramente. Y no te despistes con el clima: consulta los partes meteorológicos para saber qué equipo llevar y a qué horas circular.
  • Tómate descansos: Cada hora y media, o cada 150 kilómetros, debes hacer una parada para descansar un rato. Si antes de ese tiempo te notas cansado, no esperes, para un rato y disfruta de los trinos silvestres de los pájaros.
  • Bebe: ¡Pero nada de empinar el codo! El alcohol no hidrata, y además está el pequeño detalle de que provoca accidentes. Bebe agua, zumo, refrescos… Una buena hidratación mantendrá tus sentidos atentos.
  • Obras: No falla, en verano siempre te encuentras con tramos que están siendo asfaltados o están en obras. Circula bien despacio por esos trechos y no pierdas ojo a las indicaciones provisionales. Paciencia.
  • Por lo demás, respeta a los demás y cumple con las normas de tráfico.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora