Conducir la moto en verano es un placer

Da igual si estás planeando un viaje en moto, o simplemente para desplazamientos cortos, moverte en moto en verano es un placer

  • ¡Moverse en moto en verano es genial!

    Desplazamientos cortos o un viaje pargo, ¡moverse en moto en verano es un placer!
    Photo credit: eljoja / Foter / CC BY-NC-ND

  • Da igual si estás planeando un viaje en moto, o simplemente para desplazamientos cortos, conducir la moto en verano es un placer.

    El viento en la cara, los días más largos, las ganas de “salir”, un tráfico menor en las ciudades, la facilidad para aparcar en cualquier lado… son todo ventajas intrínsecas a las motocicletas.

    Esta época del año tiene sus peculiaridades y queremos ayudarte a que conduzcas de forma segura ahora que el sol pega fuerte.

    Si estás organizando un buen viaje en moto, aquí van unos apuntes útiles:

     

Antes de coger la moto: ten en cuenta estos detalles, el verano es una época muy especial

  • Planificación: si te vas de viaje, cuanto más planifiques mejor saldrán las cosas.Ver más
  • Espacio: El espacio es un bien preciado en moto. Para viajar cómodo tendrás que cuidar el espacio para el conductor, y el equipajeVer más
  • Conducción: por autopista, ciudad o carreteras secundarias, conduce seguro en veranoVer más
  • Equipación: aunque no apetezca nada, el asfalto no perdona. Vístete en moto adecuadamenteVer más
  • La moto: pequeños mantenimientos a realizar durante la época estivalVer más
  • Compañeros de viaje: tu pasajero, otros moteros de tu grupo… rueda en grupo de forma seguraVer más

Planificación

Planificación: los viajes traen consigo la aventura, la improvisación, las experiencias inesperadas… pero para disfrutar del azar de la vida es importante planificar.

  • Equipaje: Cuanto menos, mejor. Te recomendamos un equipaje digno de hacerse un “Camino de Santiago”. En vez de toalla, una bayeta de tamaño gigante; ropa interior, algo de abrigo, unas “chanclas” si vas a un camping u hoteles de “baja graduación”, y poco más. Siempre podrás lavar la ropa en lavanderías u hoteles, y agradecerás el no viajar con 25 pares de calcetines sucios.
  • Seguro al día: Y si viajas a países que lo requieran, una “Carta verde” que sirva de justificante internacional de seguro. Asegúrate de que sigue en vigor durante la duración de tu viaje. Por cierto, si buscas un seguro barato y completo, prueba nuestro comparador de seguros de moto desde 69€ al año.
  • Documentación: De la moto, tuya, del pasajero, carnet de conducir, de identidad… si puedes, incluso con duplicados. En caso de pérdida de documentación podrás proseguir.
  • Dinero, tarjeta de crédito: lo que se te haya olvidado, podrás comprarlo. No está de más que lleves las divisas que necesites ya cambiadas desde el origen, de ese modo no tendrás que buscar un local de cambio de moneda y tendrás muy controladas las tasas de cambio.
  • Cargador de móvil e incluso las nuevas baterías externas de móvil, que te permitirán recargar el teléfono sin tener electricidad.
  • Si te va la tecnología, un soporte para el móvil o GPS, y un intercomunicador Bluetooth que te permitirá hablar de moto en moto o con tu acompañante. Es una nueva dimensión en los viajes en moto, te lo recomendamos encarecidamente
  • Pequeño botiquín: crema solar para la cara y cuello, un lápiz de labios hidratante para la boca, quizás un anti-inflamatorio tipo Ibuprofeno, alcohol y tiritas en caso de cortes. Pomada anti-bichos, para las picaduras de mosquitos y avispas que puedas recibir en tu aventura.
  • Analiza la ruta que vas a hacer, los kilómetros en cada una de las jornadas, incluso reservando previamente el alojamiento. No hay nada peor que ponerse a buscar alojamiento al llegar al destino después de una dura ruta. Te permitirá además tener un presupuesto de viaje, si donde llegas sólo hay un hotel caro disponible… se puede “comer” parte del dinero que tenías asignado a otras cosas.
  • Además del alojamiento, si vas a coger carreteras secundarias, mira bien las gasolineras y dónde debes parar. Aquí todo el grupo tendrá que adecuarse al compañero de carretera con el depósito más pequeño. Y no hay nada que robe más tiempo a un viaje que el “ir despacio para llegar a la siguiente gasolinera” o incluso el tener que acercarse a por una garrafa de gasolina porque un compi se ha quedado tirado
  • Si vas a usar móvil, consulta tarifas de roaming o de conexión a Internet. Recuerda que puedes encontrar wifi gratis en muchos locales donde contestar a los mensajes de tus amigos o familia, o hacer llamadas por Internet gratuitas a casa.
  • Gafas: Graduadas, dos juegos. Gafas de sol (graduadas si lo necesitas).
  • No está de más que en caso de que tengas intolerancias a medicamentos, lo lleves encima, en caso de accidentes o tener que ser atendido.
  • Consulta si tu seguro médico cubre en el extranjero o si tienes el seguro de accidentes del conductor, en caso de enfermedad o accidente en el extranjero. Si no tienes, también podemos proporcionarte un seguro de viaje que incluya esas coberturas sólo para el trayecto
  • Si compras recuerdos, souvenirs, regalos… ten en cuenta que puedes enviarlos de vuelta a casa por correo. Tarda poco, es económico, y no tendrás que llevar esa pesada escultura de la Dama de Elche que te cautivó y que posiblemente acabes abandonando en un arcén por estar hasta el gorro de acarrearla.

 

Importante: Un motero no es motero si no lleva al cuello un pañuelo y un trapito en la moto. Y un paquete de toallitas de bebé si tienes que “liar” con la mecánica en el viaje, para eliminar grasa y suciedad, además de lo refrescante que resulta limpiarte la cara tras aparcar la moto.

El espacio es un bien preciado en la moto

Maletas, alforjas, baúles, hay un mundo de “soluciones de almacenamiento” a tu disposición

Espacio

Viajar en moto es un gustazo. Pero a cambio, ¡no tienes maletero! El espacio es oro en una moto, sea para el piloto, acompañante o el equipaje. Te recomendamos:

Planifica donde vas a llevar cada cosa: en qué maleta, baúl, etc. un par de días antes de salir. Al final vas a meterlo a la fuerza y entre como entre, pero no está de más intentarlo. Si no, cuando busques algo, tendrás que desmontar todo el chiringuito cada vez.

En primer lugar, lo mejor es una moto turística. Sí, ya sé que son grandes, pesadas y generalmente no son las más agraciadas estéticamente. Pero a cambio, espacio de sobra para colocar bolsas sobre-depósito (instalables mediante imanes o cinchas), maletas o baúles top case, alforjas, maletas laterales o cualquier otro tipo de solución. El pasajero viajará en un trono, y el piloto, erguido y estirado con un gran carenado que le protege del viento …

Por decirlo de otro modo, no hay nada como un viaje largo en una RR para convertir la experiencia en algo incómodo y miserable 😉

Hay gente que alquila una moto para hacer largos viajes, y también está el “truco de la BMW”. Fíjate como en todos los grupos de moteros siempre hay una BMW. ¿Por qué? Porque te puede llevar parte del equipaje (si te deja). Es broma a medias, no hay como tener una moto turística para que te salgan “los amigos” de debajo de las piedras.

Es perfectamente posible viajar en otro tipo de moto, recuerda que las Touring, y en segundo lugar, las Trail, Custom y “F” (naked con un carenadito, de postura poco agresiva) son más cómodas que tu radical RR.

Viajar con mochila es un error. Si vas sólo, se convertirá en un freno aerodinámico, es mejor atarla con pulpos al asiento del copiloto o colín. Bien sujeto, por favor, si cae a la carretera, puede causar un problema serio (aparte de perder tu equipaje). Si vas acompañado, tu mochila convertirá en una pesadilla el viaje a tu acompañante. Además las mochilas ofrecen mucha resistencia al aire, haciendo incómodo el viaje, e incluso peligroso.

Si montas una bolsa sobre depósito, aparte que te va a ayudar a apoyar el cuerpo tras largas horas, tienes muy a mano documentación, móvil, dinero o GPS. Si tiene ventana de plástico, podrás colocar el GPS, mapa u “hoja de ruta” y tenerlo siempre a mano.

Si montas alforjas o bolsas, asegúrate que sean fácil de desmontar (de ese modo puedes entrar en el hotel, camping o cualquier alojamiento con todo el equipaje y así evitar robos.

El baúl o top Case es comodísimo: tiene llave (para protegerse de los robos en “paradas técnicas”, ya que no dejaríamos una noche entera nuestros bienes dentro por si acaso) y además el copiloto va bien apoyado y cómodo. Ojo al instalar, no “robes” espacio al copiloto, y por supuesto, asegúrate que va bien anclado, una caída a alta velocidad puede ser un desastre.

Volver arriba

 

Conducir en grupo es una experiencia única

Establece un protocolo y un líder para cada desplazamiento: evitarás sustos y despistes

Conducción

En las ciudades:

  • Hay menos tráfico. En las zonas costeras, mucho más. En todas partes, el tráfico es más lento. Ajusta tu conducción, tanto para los “pasmaos” que se quedan en la ciudad y van a dos por hora, como a los “animaos” que están de vacaciones en sitios que no conocen. Domingueros…
  • Presta especial atención a las luces de freno e intermitentes, y marca bien al resto del tráfico de tus intenciones.
  • Ojo con “correr” por la avenida ahora que no hay tráfico. Los radares no se van de vacaciones.

En autopista:

  • Es la forma más rápida (y aburrida) de viajar en moto. Nada de adelantar entre coches, compórtate como un coche más, ocupando todo el carril.
  • Cuidado con los atascos que se suelen producir: no sólo en frenar, sino fíjate en el tráfico que llevas detrás. No sería la primera vez que una moto se para en el arcén en medio del atasco para no ser embestido por un coche que no se ha dado cuenta que el tráfico está parado.
  • Si viajas en grupo, no adelantes al “líder”. Viaja en piña. Os verán mejor y evitarás jugar al gato y al ratón.

En carreteras secundarias

  • Es donde realmente vas a disfrutar el paseo. Más curvas, quizá menos tráfico, la posibilidad de parar de vez en cuando en un pueblecito con comodidad.
  • La mayoría de accidentes se producen en estas carreteras, mucho ojo con correr y siempre conducción defensiva. En un viaje, lo importante es llegar….
  • Cuidado al cruzar pueblos. Es muy fácil superar el límite de 50 km/h acostumbrado a ir a más de 100 durante mucho tiempo. La multa es gorda, y además, las posibilidades de accidente altas

En cualquier caso, es importantísimo no deshidratarse. Beber agua o bebidas isotónicas a menudo hará que te sientas fuerte para proseguir tu viaje. Comidas ligeras con proteína (para que no genere “modorra”). Ten a mano siempre una botellita de agua o lata de refresco, la deshidratación viene sin avisar. Hay gente que usa “camelback” que es una pequeña mochila que cabe bajo la chaqueta con un depósito de agua y un tubo que puedes “chupar” en marcha para dar un trago de agua fresca.

Volver arriba

Equipación y equipaje

Da igual si vas por carretera o en ciudad, casco, guantes, y chaqueta son obligatorios. Y calzado adecuado, mejor botas, aunque en ciudad se haga muy cuesta arriba. Al menos unas zapatillas hechas para ir en moto. 

Existen chaquetas perforadas, e incluso, sistemas de refrigeración eléctricos que puedes acoplar a tu chaqueta. El calor es opcional, la protección no y por eso hay equipación adaptada para el verano.

En viaje recomendamos los cascos integrales. Los hay de verano, con muchas toberas de aireación (no olvides pulsar los botones para abrir los conductos o de nada servirán). Existen también sotocascos de verano que te aislarán del viento y del sol si lo deseas.

El protector de espalda tipo “concha de tortuga” es fundamental. Cuida tu espalda tanto como tu cabeza.
Botas: Sí, dan calor, pero son muy necesarias si vas a viajar. En ciudad al menos unos buenos zapatos sin cordones. De vez en cuando se ve gente circulando en chancletas, esto es peligrosísimo y una buena forma de amputarse los dedos de los pies.

Guantes: Con protectores plásticos, estén perforados o no. Aunque vayas por ciudad. La mano es una herramienta complicada llena de músculos, nervios, tendones y huesos, y unos buenos guantes evitarán complicaciones en caso de caída.

Pantalones: Si vas a viajar, que sean de moto; de cuero, cordura u otro material, pero con sus protecciones y resistente a abrasiones. En ciudad ni se te ocurra ir en “shorts” por favor. Una mala caída será en el mejor de los casos, una marca de por vida.

Monos de moto: La mejor solución. Para viajar, preferiblemente de dos piezas (para que puedas quitarte la chaqueta de forma sencilla en la gasolinera o en un bar de carretera, por ejemplo), pero un mono de una pieza vale también perfectamente, aunque en las paradas tendrás que quitarte la parte de arriba, que quedará colgando (tirarás los refrescos con una manga en la mesa de la cafetería seguro, y si no, al tiempo….

Lleva un impermeable ligero, bien doblado, a mano. Si rompe a llover te lo podrás poner en un pispás.

Volver arriba

 

La hidrataciónes básica

La carretera, sea una autopista o un camino, deshidrata. Bebe agua frecuentemente y viajarás más seguro

Tu moto: cuidados elementales en verano

  • Revisión y al día: En verano las motos se calientan y mucho. Por ello es FUNDAMENTAL que el nivel de aceite sea el correcto, y el agua del radiador, también.
  • Hay aceites especiales para verano, más densos, que enfriarán unas grados el motor.
  • Igualmente, hay anticongelantes especiales usados en la competición que disminuirán la temperatura del motor.
  • Frenos: Si no los has cambiado, el verano es el mejor momento para hacerlo. Ojo que deben ser rodadas para funcionar perfectamente: precaución al salir del taller.

scooter-icono

Seguro básico para ciclomotor desde 75€ al año

custom-icono

Seguro ampliado para moto naked desde 135 €

sport-icono

Seguro ampliado para moto sport desde 190 €

  • Ruedas: No sólo bien hinchadas (con la temperatura, la goma se ablanda, y si están ligeramente bajas de presión, además de que el comportamiento no será el óptimo, se desgastarán más rápidamente). Si en invierno las llevas ligeramente desinfladas, en verano, a su presión correcta, incluso un poquito por encima si vas con pasajero y equipaje. Y sobre todo, con dibujo y la goma en buen estado (si no se usa mucho, se cuartea y endurece).
  • Cadena limpia y engrasada para evitar sustos y “asistencias mecánicas innecesarias”.
  • La ITV pasada, como te puedes imaginar.
  • Adicionalmente, en un viaje largo, ¡lleva bombillas de repuesto!

Volver arriba

Compañeros de viaje

Con tu pasajero, con otras motos de tu grupo, y con el resto del tráfico, es importante poder comunicarse: indicar las paradas con tiempo, las incorporaciones a otras carreteras, frenazos o irregularidades del asfalto, aunque no tengas intercomunicador podrás comunicarte con el resto.

  • Desarrolla un lenguaje de gestos con tu acompañante. Si se encuentra cansado/a, si necesita parar para ir al baño, o cualquier otra cuestión, con gestos podrás entenderte.
  • No olvides la opción de los intercomunicadores Bluetooth, tienen un alcance de varios centros de metros y ¡son toda una experiencia! Pero no te distraigas de la conducción y lo conviertas en un whatsapp motero, úsalos estrictamente cuando puedas y debas.

Volver arriba

Disfruta del verano en moto. Por ciudad, o de viaje, ir en moto en estío es ir moverte con estilo.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora