Consejos para los moteros casuales

Consejos para los moteros casuales

por Pólux Crivillé

¿Eres de esos moteros casuales que cogen la moto en contadas ocasiones como fines de semana, vacaciones, alquiler de alguna, etc.? En todos estos casos debes tener muy claro que tu experiencia sobre dos ruedas estará más condicionada que la de otros que la llevan a diario o con mayor frecuencia que tú. Con esto no quiero decir que NO seas capaz, sino que te falta ese “día a día” que muchos vamos acumulando y que, ineludiblemente, te ayuda a contrarrestar cualquier situación de riesgo que (y me repito más que un ajo) en moto son bastantes más frecuentes de las deseadas…

Tampoco creas que pretendo desanimarte, más bien todo lo contrario, aunque no te lo parezca. Verás, hace años que disfruto haciendo kilómetros y por esto quiero que seas muy consciente de que ir en moto tiene sus riesgos para que los consideres con una mínima preparación. Y más aún cuando coges una moto de tarde en tarde.

consejos-para moteros casuales

Te daré dos puntos básicos que reforzarán tu seguridad y confianza, pero no quiero que caigas en el error de confundir “cuatro consejos” con la realización de un curso de conducción segura, ¿vale? Hay un montón de cursos esperándote a lo largo y ancho de nuestra geografía, y tan sólo tienes que elegir el que más se adapte a tus necesidades.

  1. Empieza por el equipamiento. No hagas como muchos que, “para ir ahí al lado”, sólo se ponen el casco y porque es obligatorio. Sin duda, tú más que otros, tienes que prestar mayor atención al resto de protecciones que van más allá de evitar una multa. Fíjate en este detalle, ¿por qué a los niños cuando empiezan a patinar les ponen rodilleras, coderas, casco…? Lo sabes, ¿verdad? Pues el planteamiento base debe ser el mismo: seguridad pasiva. ¡Ah, y sin olvidarte de la espaldera!
  1. Continúa con prácticas si es que sólo la coges cada verano… Antes de hacer cualquier recorrido, ruta, viaje, etc., tómate tu tiempo para reencontrarte con la moto, su equilibrio, aceleración, inercias, frenadas, comportamientos, agarre, tacto… ¡Uy, cuántas cosas! ¿no? Pues te aseguro que no te sobra ninguna, más bien al contrario… Para hacerlo más ameno considéralo como un juego, donde debes superar pequeñas pruebas como aquellas del examen en pista, ¿las recuerdas? Seguro que cuando las domines todas te verás más seguro al manillar.

Y hablando de ir más seguro, así termino mis consejos “contigo”. Aunque tardes en coger la moto, cuando vayas sobre ella, piensa que eres uno de los nuestros. Y como tal, debes evitar cualquier conducta que ponga en peligro a quienes comparten carretera contigo. Recuerda que como motorista, no sólo debes parecerlo, también serlo.

“Soy un motero como tú, quizá más concienciado con la Conducción Segura, pero sin dejar de disfrutar de la dinámica de cualquier carretera y moto”.

@PoluxCriville #ConduccionSegura

Entradas relacionadas