La Peritación

La peritación

Valorando el siniestro

PeritaciónTras un siniestro, la compañía aseguradora hace una tasación de los daños, para fijar cuánto se va a pagar de indemnización. Dicha tasación se hace en base tanto a la declaración del asegurado como al trabajo de valoración de los peritos, profesionales especializados en esa labor.

Cuando se trata de un siniestro grave, la peritación ha de ser inmediata, para que se lleve a cabo una evaluación de los costes en el momento inmediatamente posterior al siniestro.

En los casos poco graves, cuando el coste de la peritación es el mismo o mayor que el propio daño, la compañía puede prescindir de la peritación.

Cuando la compañía tenga dudas acerca de la declaración del siniestro, la compañía dará luz verde a una peritación.

Si el asegurado no está de acuerdo con la indemnización, las dos partes (asegurado y compañía) designarán un perito para cada una, para llegar a un acuerdo sobre la valoración del siniestro.

En caso de que ni siquiera así haya un acuerdo, un tercer perito será elegido por ambas partes de conformidad. Si no se llega a esa conformidad, será un juez el que elija al perito.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma Calcular ahora