¿Cuándo compensa un seguro a todo riesgo?

¿Cuándo compensa un seguro a todo riesgo?

Cuándo compensa cambiar tu seguro de moto

¿Seguro a terceros o todo riesgo? Esta es una de las primeras preguntas que hay al buscar tu seguro de moto. Si además es tu primera moto y estás más habituado a lidiar con los seguros de coche, es todavía más habitual que pienses en la opción a todo riesgo.

Cuando contratar un seguro a todo riesgo

Los seguros a todo riesgo son habituales en el mundo del coche, pero no tanto en el de las motos. En primer lugar, no son tan fáciles de encontrar, y en segundo lugar, no siempre compensan. Sin embargo, para tener una idea más clara sobre cuál elegir, nada como ver primero qué ofrece cada modalidad.

El seguro a todo riesgo

Su nombre técnico es seguro con garantía de daños propios y básicamente viene a cubrir cualquier imprevisto que sufras con tu moto. Su te caes, tu aseguradora irá a buscarte, si la moto sufre un desperfecto, lo arreglará, si sufres un percance físico, te cubrirá… Con un seguro de moto a todo riesgo estarás plenamente cubierto tanto tú personalmente como el resto de personas con las que puedas tener cualquier percance.

Entre las coberturas de los seguros a todo riesgo también suelen incluirse la protección jurídica, asistencia viaje, defensa de multas e incluso indemnizaciones por retirada de carnet. Por supuesto, el incendio, robo, caídas e incluso los daños en el casco pueden formar parte de la póliza, aunque en este punto dependerá ya de cada compañía.

 

Descubre cuanto te puedes ahorrar con tu seguro a todo riesgo Calcular

 

¿Cuándo compensa un seguro de moto a todo riesgo? En términos generales, cuando la moto es nueva y de gran valor. El problema de las motos es que su precio no es tan elevado y pierden valor rápidamente, de forma que en poco más de uno o dos años no compensará el pago de la primera por el dinero que recibirás en caso de siniestro total. Dicho de otra forma, si estás pagando 700 euros por tu seguro y tu moto apenas vale 900 euros, parece claro que los números no terminan de cuadrar.

La opción del todo riesgo con franquicia

Una alternativa al seguro de moto a todo riesgo es contratar un seguro con franquicia. Si no estás familiarizado con el término, la forma más fácil de entenderlo es a través de un ejemplo. Al contratar una franquicia de 300 euros en tu seguro, lo que estás acordando es que tú correrás con cualquier reparación inferior a 300 euros y sólo cuando el arreglo supere esa cantidad se hará cargo la aseguradora del dinero excedente.

La ventaja de los seguros a todo riesgo con franquicia es que podrás seguir disfrutando del resto de coberturas y que el precio final será, lógicamente, mucho menor. ¿Quieres comprobarlo? En menos de 60 segundos puedes calcular tu seguro y ver por ti mismo las diferentes.

El seguro básico

Esta es la opción más extendida, sobre todo para motos urbanas cuyo valor es muy pequeño en comparación con el precio del seguro. Eso sí, antes de contratarlo es mejor que tengas claro todo lo que queda fuera del seguro obligatorio y que puede resumirse en: casi todo. El seguro a terceros o seguro obligatorio cubre los daños que puedas ocasionar con tu moto y poco más. Precisamente por eso se llama “a terceros”, porque hace frente a tu responsabilidad civil como piloto para con el resto de ciudadanos.

Por fortuna, el seguro obligatorio se puede completar con coberturas adicionales y así lo hacen la mayoría de aseguradoras en sus oferta de seguro básico para moto.  Cobertura de lluvia, caídas o robo son habituales, así como otras dirigidas al propio conductor o a otros viajeros.

Básico o Todo Riesgo ¿Cuál elegir?

La realidad es que no existe una respuesta universal, sino más bien un sin fin de situaciones personales que determinarán qué tipo de seguro es mejor. Pero si te quieres guiar por un baremo puramente financiero, piensa que si tu póliza cuesta 800 euros, en cinco años pagarás 4.000 euros y esta cifra supera el 80% del valor de mercado de la moto de segunda mano es muy posible que no te compense hacer frente al seguro a todo riesgo.

Del mismo modo, si el precio de la póliza está muy cerca al valor venal de la moto (puedes calcularlo con nuestro simulador) y eres un conductor que no suele tener accidentes, te compensará el seguro básico con alguna cobertura adicional.

Calcula tu seguro de moto en “cero coma”   ahorra Calcular ahora

Entradas relacionadas

Últimos artículos