Diferencia entre Responsabilidad Civil Obligatoria y Responsabilidad Civil Voluntaria en los seguros

La principal diferencia radica en las garantías de indemnización.

El seguro más básico, el que tienes que tener para poder conducir la moto, es el de Responsabilidad Civil Obligatoria. Si quieres ir más allá, deberás firmar un seguro de Responsabilidad Civil Voluntario.

Seguros de Responsabilidad Civil Obligatorio y Seguro de RC Voluntario

No puedes conducir tu moto sin un seguro básico que cubra lo que se conoce como Responsabilidad Civil Obligatoria. Con este seguro de moto cubrirás los daños personales o materiales en caso de que provoques un siniestro. Dicho de otra forma, si eres el culpable en un accidente, la aseguradora responderá económicamente e indemnizará a las partes afectadas.

¿Por qué es obligatorio un seguro de Responsabilidad Civil? Porque así lo marca la ley, pero más allá de esa ‘nimiedad’, tiene mucho sentido que exista un seguro de RC obligatorio. Y es que es la mejor forma de asegurar que las personas damnificadas cobrarán las indemnizaciones que merecen. Sin este seguro, sería responsabilidad tuya el hacer frente a estos gastos, que pueden ser más que elevados. Imagina que provocas un accidente cuyo coste asciende a 3.000 euros y que no tienes seguro ¿Dispondrías de ese capital para pagarlo en forma de indemnización? ¿Qué pasaría si no lo tienes?

Con el seguro de RC Obligatorio el Estado se asegura que siempre habrá una compañía solvente para hacerse cargo de las indemnizaciones por los daños provocados dentro de los límites mínimos que marca la Ley. Después dependerá de cada compañía aseguradora fijar dónde están los techos a las indemnizaciones, pero siempre existen dichos límites.

Los límites de la RC obligatoria

El seguro básico de moto tiene sus límites, empezando por los riesgos que cubre, los daños a terceros. Legalmente los daños a terceros incluyen desperfectos producido a cosas y heridas o lesiones a los animales así como lesiones causadas a las personas. Para que te quede más claro, en estos ámbitos se incluirían las abolladuras o roturas en otro vehículo, los daños sobre el mobiliario urbano o las heridas en caso de atropellas a un animal y lo mismo con peatones o los ocupantes de un coche o los pilotos de otra moto siempre que tú seas el causante.

Quedan fuera del seguro RC Obligatorio los daños que haya sufrido tu moto -vehículo asegurado- ni los que sufras tú mismo. Como curiosidad, el seguro tampoco se hará cargo de los daños que cause la moto en caso de robo -tranquilo, tú tampoco tendrás que hacerlo-.

Además es bueno realizar un pequeño matiz más que servirá para que veas hasta qué punto puede ser enrevesado el mundo del seguro. Si por ejemplo te estrellas contra el escaparate de una tienda, tu seguro de RC obligatorio se hará cargo de reparar el cristal pero todavía habrá que resolver otras cuestiones como el dinero que la tienda deja de ganar por tener el escaparate rot -esto se conoce como lucro cesante- y los gastos adicionales que deba asumir como contratar a un vigilante de seguridad en caso de que fuese necesario. Estos serán gastos que tú tendrás que asumir a no ser que cuentes con un seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio.

También existen límites en la cuantía de las indemnizaciones. Desde 2008 la compañía sólo está obligada a pagar las siguentes cantidades por cada siniestro.

  • Daños personales y corporales. Hasta 70 millones de euros por siniestro sin importar el número de víctimas.
  • Damos sobre bienes. Hasta 15 millones de euros por siniestro sin importar el número de vehículos o de bienes afectados. Conviene matizar que los daños en bienes de familiares con hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad quedan fuera de la póliza.

Si el coste del accidente supera estos límites, la aseguradora no se hará cargo de la cuantía excedente.

El Seguro de RC Voluntario

Para asegurarse que, ante un siniestro de gran importancia, siempre podrás responder con el seguro, existe el Seguro de Responsabilidad Civil Voluntario, con el que las garantías de indemnización son mayores, aunque no ilimitadas

El seguro de Responsabilidad Civil Voluntario es una ampliación de la RC obligatoria en cuanto al capital que asegura hasta los 50 millones por siniestro. Básicamente sirve para que cuando un siniestro supere las cuantías que antes hemos indicados, la aseguradora siga haciéndose cargo de las indemnizaciones y no tengas que ser tú quien pague la diferencia.

Además, se podrán incluir coberturas adicionales como los daños producidos por coches robados, por las cosas transportadas o cobertura por incendio, por ejemplo.

Lo que el seguro de responsabilidad civil voluntario seguirá sin cubrir son los daños propios ni los que se produzcan a familiares de hasta tercer grado. Si quieres que tu seguro te cubra en caso de accidente deberás contratar la cobertura de accidentes del conductor,

 

Calcula tu seguro de moto en “cero coma” y ahorra Calcular ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *